LA ENGAÑOSA POLÍTICA INFORMATIVA ESPAÑOLA DE LA GESTIÓN DE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS CHINO.

Cuando a pesar de todos los inconvenientes, de la cantidad de obstáculos que hay que vencer para conocer la realidad de las cosas en una democracia avanzada como la nuestra, donde deberían de primar la información veraz y la trasparencia de las instituciones, te das cuenta de que determinados datos te indican que este Gobierno socialcomunista que presume de progresista y de favorecedor del Estado de Bienestar, es un campeón de la propaganda y que lo de verdad quiere es permanecer en el poder, al precio que sea, te llevas una decepción enorme.

Pongamos la atención en la gestión de la pandemia china que nos está asolando, donde la característica común ha sido el abuso de la mentira general y las restricciones a la libertad de expresión desde el Poder Ejecutivo. Desde las primeras semanas del Estado de Alarma -hace ahora un año- se pudo detectar una batalla por el relato de los hechos ya que se descubrió que se estaba dando una información que no se ajustaba a la realidad porque había mucha propaganda y poca referencia. Pocos datos y muchas opiniones.

Vivimos una etapa inicial donde se anuló uno de los pilares de cualquier país que se rija por una democracia como es el sistema de contrapoderes, donde el Gobierno de la Nación se dotó de una autoridad extraordinaria, anulando a las Cortes Generales a las que, prácticamente, cerró. La oposición política fue apartada y pese a hablarse mucho de diálogo lo que de verdad se referían era a imposiciones, a acuerdos cerrados. Era un estás conmigo o estás contra mí.

España: Pedro Sánchez presenta el Gobierno más a la izquierda de la Unión  Europea

Y si mencionamos al Poder Judicial, se le ha orillado hasta extremos nunca vistos por estos lares. La Fiscalía General del Estado -a ver, recuerdan aquello de ¿ de quién depende la Fiscalía… del Gobierno, no… pues eso ?- ha torpedeado todas las investigaciones de las decenas de denuncias y querellas presentadas contra el Gobierno ante el Tribunal Supremo sobre la gestión de la epidemia proveniente de China.

Si buscamos referentes en nuestros socios europeos, en Italia ( donde fue llamado a declarar el Primer Ministro que es el equivalente a nuestro Presidente del Gobierno ), en Francia ( donde se registró la casa del Ministro de Sanidad ), en España, hasta la Asociación de Fiscales ha dicho que, la Justicia vive la mayor etapa de descrédito de los últimos 40 años. La pretendida ( para ser manejable y politizada) reforma del Consejo General del Poder Judicial ( CGPJ ), ha recibido ya un aviso con su correspondiente tirón de orejas de la Unión Europea ( UE ).

Y la prensa… ¿ qué ha pasado con el conocido como Cuarto Poder ?. Pues parece que en España se intentó una especie de censura previa. Las preguntas al Gobierno en sus ruedas de prensa posteriores a los Consejos de Ministros, eran filtradas previamente con la excusa de que no se podía estar -por el virus- en la Sala de Prensa del Palacio de la Moncloa.

Y como no se presentó mucha resistencia, hubo un momento en el que se dió un paso más lejos y no se permitió preguntar al Presidente Sánchez. Como la maniobra limitativa era ya tan evidente, provocó -en un gesto inédito en nuestro país- que el mundo del periodismo -de todos los colores, incluidos los afines- firmaran un Manifiesto por la Libertad de Preguntar, exigiendo que se les dejara hacer su trabajo o dejarían de atender las convocatorias y no reseñarían más los acuerdos adoptados en esas reuniones ministeriales.

La estrategia de “inundación” informativa del Gobierno: en busca de un  modelo con el que afrontar “megacrisis”

Desde el inicio de la pandemia china, han sido numerosas las veces que se ha mentido desde los organismos públicos. Durante este tiempo que ya sobrepasa un año, el embuste se ha institucionalizado y se ha convertido en algo ordinario, habitual, haciendo que la verdad escasee y cotice al alza. Olvidando que una democracia que pivota en el engaño, no tiene futuro.

A mí, me llamó mucho la atención aquella encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas ( CIS ), en la que ya famoso Tezanos ( director del organismo público que llegó a simultanear ese puesto con el de Secretario de Estudios y Programas de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español ( PSOE ), se atrevió a preguntar a los ciudadanos si preferían solo información oficial, cuando -como todo el mundo sabe- nuestra Constitución recoge el derecho a la información y a la libertad de expresión. Y esa información no es cualquiera, sino que se refiere a una que sea objetiva, veraz y plural. Queriendo equiparar la desinformación ( información errónea que se da de manera intencionada) con lo que es información ( noticia o dato sobre la realidad de los hechos ).

Se están cuestionando -desde el propio Gobierno- informaciones ciertas que no van en la línea de sus intereses e incluso fabricando sus propios bulos o noticias falsas. Estamos viendo la gestión de esta crisis sanitaria basada en la protección de la imagen del Presidente del Gobierno como parte de una estrategia bien diseñada. Las explicaciones gubernamentales han girado en torno al símil futbolístico de balones fuera, con frases tan manidas como : seguimos las recomendaciones de los expertos; estamos ante una crisis global; apelamos a la responsabilidad de los ciudadanos; Europa no nos ayuda; será culpa de la oposición si no nos ayuda…..etc.etc.etc. Como se ve claramente, la pelota de la epidemia se pone fuera del tejado de La Moncloa.

Esta política informativa es muy fácil atacarla cuando se dispone de los datos que están al alcance de cualquiera. ¡ Y cuáles son los datos ?. Veamos: somos el país con el mayor número de muertos por millón de habitantes; sigue siendo dramático que a estas alturas de la crisis no sepamos el número real de fallecidos; se ha cambiado la contabilidad de los difuntos hasta en siete ocasiones; tenemos el mayor número de sanitarios contagiados del mundo civilizado, a los que la prensa internacional ha calificado como verdaderos suicidas -el término empleado por ellos ha sido el de kamikazes- al saber en las condiciones en las que estaban trabajando, denunciando a España como el país que peor estaba gestionando el riesgo del coronavirus chino. La comunidad científica internacional ha hecho un llamamiento -sin éxito, claro- para que se constituya una comisión independiente que valore la gestión sanitaria que se está haciendo y no puedo dejar de mencionar a la ya famosa Comisión de Expertos… Fantasmas a cuyos integrantes no había manera de conocer…

La indignación por la fiesta de 'El Español' estalla en las redes sociales

Los ciudadanos, tenemos un compromiso con nuestro sistema político y debemos de luchar por la libertad. La epidemia china ha puesto de relieve que la democracia no se defiende sola y debemos de combatir por lo que creemos y por esos derechos que consagra nuestro texto constitucional que ha costado tanto conseguir. La libertad es el mayor tesoro que tenemos y merece la pena pelear por ella. A nuestros gobernantes, les tenemos que recordar que han sido elegidos por nosotros para resolver los problemas que tenemos y no para hacer lo que ellos quieran.

Es verdad que Europa ha hecho un llamamiento a todos sus socios para que se luche contra la desinformación pero lo que se ha bautizado como Ministerio de La Verdad es, en realidad, un intento de poner trabas para que fluya la información. Tiene pinta de que no va en la dirección que la Unión Europea ( UE ) ha señalado sino que parece que va hacia unos objetivos inconfesables… que están provocando mucha inquietud. Todo el mundo se ha escandalizado con este llamado Ministerio de La Verdad porque van a poner a España en una situación muy complicada si no impera la sensatez.

Creo que vivimos tiempos en los que todo se ha polarizado y eso es un problema serio. Esta crisis debería de servir para que todos tomemos distancia -periodistas incluidos- con el poder político para que se vuelva a la esencia de lo que es información, eliminando ese periodismo de trincheras en el que se ha silenciado o no se ha denunciado lo que está haciendo el Gobierno con todos nosotros. No se puede aplicar una doble vara de medir en función de quien dirija los destinos de un país.

¿CÓMO HA CONSEGUIDO CHINA QUE EL EL VIRUS QUE NOS ASOLA, NO LLEVE SU NOMBRE ?.

Se lleva demasiado tiempo con la controversia de cómo llamar a este virus que ha desatado una pandemia mundial. Las autoridades chinas, muy astutamente, lo llaman el nuevo virus, otros se han referido a él como el virus de Wuhan, por ser el lugar de origen, como es común en la denominación de enfermedades.

En la Historia, está la conocida como fiebre española, una pandemia de gripe que causó decenas de millones de muertos -los expertos no se ponen de acuerdo en esto y mientras unos hablan de 40 millones otros llegan hasta los 100 millones- y duró dos años ininterrumpidos, de 1.918 a 1.920. Aunque a estas alturas se desconoce la cifra real de fallecidos, está considerada -hasta hoy- como la mas devastadora de la Historia.

Tampoco se sabe, a ciencia cierta, cuál fue el origen de esta epidemia que no entendía, ni de fronteras, ni de clases sociales, igual que ocurre ahora. Los investigadores que han estudiado este virus no se ponen de acuerdo en donde se inició: si en Francia en 1.916; si en China en 1.917 o en los Estados Unidos en 1.918. Pero ninguno de ellos menciona a España.

Tras registrarse los primeros casos en Europa, la gripe pasó a España, un país neutral en la Primera Guerra Mundial que no censuraba la publicación de los informes de la enfermedad y sus consecuencias, a diferencia de los otros países implicados en el conflicto bélico que la vetaron al clasificarla como información reservada.

Las consecuencias de la gripe española de 1918

Ser el único país que se hizo eco del problema, provocó que la epidemia se conociese como la gripe española, a pesar de no ser su epicentro. España fue uno de los países más afectados, con ocho millones de infectados y 300.000 fallecidos pero solo eso, uno más. En el verano de 1.920, el virus desapareció -sin más- tal y como había llegado.

Centrándonos en la pandemia actual, creo que el nombre más adecuado por el que se debía de conocer y que está causando esta epidemia mundial es el de virus chino donde el Partido Comunista Chino ( allí no hay más autoridad que ellos ) ha demostrado una gestión irresponsable por su desprecio hacia la vida de las personas y el consiguiente surgimiento de una epidemia que ha puesto en peligro a la población de un gran número de países de todo el mundo, a la vez que ha creado un temor generalizado y ha devastado la economía de las naciones que intentan hacer frente a esta enfermedad.

Después de todo, las autoridades chinas sabían a principios de diciembre de 2.019 que el virus había aparecido en Wuhan pero ocultaron la información durante mes y medio. Detuvieron a todos los que intentaron advertir del peligro, acusándolos de propagar rumores y emplearon la rigurosa censura del régimen para impedir que los medios de comunicación cubrieran la noticia y para eliminar cualquier mención sobre el mismo en las redes sociales.

Lo que pudo ser contenido, se permitió que se extendiera silenciosamente y pronto llegó a toda China. Las personas que podían haberse protegido, se convirtieron en víctimas, en número mucho mayor que los que han admitido. A finales de enero de 2.020, se supo que todos los crematorios de Wuhan ( localidad de 11 millones de habitantes ) funcionaban las 24 horas del día, siete dias a la semana para ocuparse de la gran cantidad de cadáveres y ni aún así daban abasto y hubo que utilizar también los de las poblaciones cercanas.

Virus de Wuhan: todo sobre la nueva amenaza de pandemia que ya ha matado a  17 personas

La cuarentena impuesta por las autoridades fue brutal e inhumana para los indicadores europeos y españoles. Se impidió que la población pudiera salir de sus casas, con la constante presencia de soldados en las puertas de los edificios y en la calles de la ciudad. Se crearon hospitales temporales -recuerdan aquello de construido en diez dias– que en realidad actuaron como cárceles para todos los sospechosos de portar la enfermedad. Encerrados en estos lugares, con tratamiento insuficiente, los desafortunados quedaron atrapados hasta su muerte. Por eso nunca se facilitó información sobre el índice de ingresados, curados o muertos.

La primera reacción del Gobierno chino fue la típica de los estados totalitarios: aquí no pasa nada y todos los ciudadanos están contentos y felices en su país. El legado histórico del Partido Comunista Chino de que es grande, glorioso y hace lo correcto no se iba a venir abajo por la muerte de unos cuantos millones de conciudadanos… ¡ hasta ahí podíamos llegar ! . Pero al verse superados por la magnitud del virus y al conocerse su extensión, el mundo entero no los creyó y exigió conocer su origen. Pero los chinos se han negado a cooperar en todo momento y prueba de ello es que a los expertos internacionales no se les ha permitidos desplazarse hasta Wuhan hasta el pasado jueves día 14 de enero. ¿ Por qué… ?.

La preocupación del resto del mundo está justificada porque, casualmente, en Wuhan se encuentran las instalaciones del Instituto de Virología, el único laboratorio P4 ( máximo nivel de bioseguridad, muy costosos y que requieren un personal extremadamente cualificado ) de China, destinado a trabajar con patógenos de fácil transmisión que pueden ocasionar enfermedades mortales. Como las explicaciones oficiales chinas han sido refutadas por la comunidad científica internacional, se han planteado preguntas sobre el si el origen del virus se filtró del citado Instituto.

En cualquier caso, como las autoridades chinas se han visto pilladas en sus mentiras y excusas, han comenzado a lanzar acusaciones descabelladas como que los Estados Unidos son los culpables, lo que ha sido recibido con perplejidad por todo el mundo y hasta con ridículo. Analistas internacionales afirman que estas acusaciones infundadas tienen como destino el mercado interno, victimizando al pueblo chino con su primera negación sobre el virus y ahora trata de hacerlo de nuevo, trasladando la responsabilidad de sus acciones a otros.

En Wuhan, muchos no confían en las cifras oficiales de muertos por el virus  | Sociedad | Edición América | Agencia EFE

Por eso, a esta pandemia hay que llamarla el virus chino para distinguir a las victimas de sus verdugos. La población de Wuhan y el resto de las regiones chinas afectadas, han sido víctimas de la arrogancia e incompetencia del Partido Comunista Chino -única autoridad existente- expresadas en esta pandemia.

EL FRAUDE AL SEGURO EN LOS SECTORES AUTOMOVILÍSTICO Y DEL HOGAR.

A finales del mes de enero del pasado año de 2.019, la compañía aseguradora Línea Directa, hacía público su V Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos y de Hogar, que era el primero en el sector asegurador que analizaba la lucha contra las estafas al seguro, durante una década entera, ( del 2.009 al 2.018 ).

Según el Informe, que pone el foco en 60.000 fraudes en el seguro de automóviles y más de 6.500 en el del hogar, el número de grupos organizados que estafan al seguro, se ha multiplicado por tres desde 2.013, superando los 500 casos detectados, en los 9 años analizados. Este incremento fue especialmente acusado en 2.018, en el que la compañía registró un aumento de estas mafias del 23 %, respecto del año anterior.

Esta delincuencia organizada presenta una estructura muy jerarquizada, con una dirección muy pequeña, formada por 2 o tres personas. Se centran -sobre todo- en reclamar las indemnizaciones por lesiones, con importes que superan -de media- los 10.500 euros, ocho veces más que los fraudes convencionales. Su modus operandi, suele ser el llamado fraude del carrusel, en el que los implicados van estafando a distintas aseguradoras con montajes realizados en rotondas o en colisiones por alcance.

Los datos analizados en este Barómetro, confirman la resistencia a descender del fraude ya que pese a la mejora de la coyuntura económica registrada en 2.017 y 2.018, -respecto a los años anteriores-, casi 6 de cada 100 siniestros declarados en España -durante los dos últimos años- fueron falsos. Cifras muy similares a las de Informes anteriores aunque la estimación del coste total para el sector desciende respecto a precedentes Barómetros.

Resultado de imagen de Fraudes al seguro del automovil

En esta V edición, se confirman dos cuestiones: en primer lugar que la delincuencia organizada se está convirtiendo en un gran problema para el sector asegurador debido a las cuantías y a la naturaleza de sus estafas; y en segundo lugar, que la recuperación económica vivida en los últimos años, apenas ha traido consigo un descenso del fraude. Por eso es muy importante que, todos tomemos conciencia que se trata de un problema en el que pagan justos por pecadores, ya que los conductores honrados -que son la mayoría- acaban pagando los fraudes de unos pocos.

Parecen pasajes dignos de la peor picaresca española o titulares sacados de una revista de humor pero lo cierto es que en algunos de los casos reales analizados, se han destapado a talleres que pintan falsos arañazos -con tiza- en los coches; clientes que reclaman padecer un miedo insuperable a la conducción tras un siniestro y que son grabados saltándose semáforos en rojo y líneas continuas o personas que alegan haberse quedado ciegas tras un accidente y que son capaces de caminar sin ningún tipo de ayuda o de hacer tareas domésticas sin ningún problema.

Según la estimación realizada por Línea Directa Aseguradora, el importe de las estafas para el conjunto del sector asegurador de automóviles, superaría los 800 millones de euros anuales durante los años 2.017 y 2.018. Y si se tuviera en cuenta la década entera el coste total sería astronómico ya que superaría los 9.200 millones de euros, una cantidad equivalente al 0,8% del Producto Interior Bruto ( PIB ) registrado en España en 2.018.

Por otro lado, en el ámbito del fraude entre particulares, el coste medio alcanzaría los 1.296 euros, un 1% más que el registrado en el Informe anterior. Respecto de los daños materiales, la estafa más habitual es incluir en el parte daños ajenos al siniestro ( 85% ); mientras que lo que se refiere a las lesiones, lo más común es simularlas o agravar las ya existentes ( 99,8% ).

Resultado de imagen de Fraudes al seguro del automovil

Si hacemos una clasificación por provincias, las encabezaría Jaén ( 8,2 % ) de los casos; seguida de Sevilla ( 7,8% ) y Murcia con el 7,6%. Si establecemos una proporción entre el número de grupos criminales organizados detectados y la población de cada Comunidad Autonómica, resultaría Murcia donde más mafia hay, seguida de Cantabria y Andalucía.

Si nos vamos ahora al Ramo de Hogar, antes tenemos que tener en cuenta una serie de cuestiones como que : no se trata de un seguro obligatorio como sí ocurre con el del automóvil y el contenido de las pólizas se conocen menos, dando lugar a menos siniestros.

Engañar al Seguro de Hogar te puede costar la Cárcel

Aquí, el 2,4% de los incidentes que se declaran al seguro son un intento de estafa que va aumentando año tras año : 2% en 2.017 ; 2,63% en 2.018 y 3,1% en 2.019. El coste medio alcanza los 777 euros por cada parte falso, dado que solo se tratan daños materiales cuyos costes son más bajos. El volumen anual del fraude alcanzaría los 166,2 millones de euros.

En cuanto a la tipología, los montajes o simulaciones de accidentes son los intentos de fraudes mas comunes  ( 31% ), seguidos de la declaración de daños producidos antes de la contratación ( 25% ), los provocados por otro siniestro  ( 18% ) y la ocultación previa ( 12% ).