LA ENGAÑOSA POLÍTICA INFORMATIVA ESPAÑOLA EN LA GESTIÓN DE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS CHINO.

Cuando a pesar de todos los inconvenientes, de la cantidad de obstáculos que hay que vencer para conocer la realidad de las cosas en una democracia avanzada como la nuestra, donde deberían de primar la información veraz y la trasparencia de las instituciones, te das cuenta de que determinados datos te indican que este Gobierno socialcomunista que presume de progresista y de favorecedor del Estado de Bienestar, es un campeón de la propaganda y que lo que de verdad quiere es permanecer en el poder, al precio que sea, entonces te llevas una decepción enorme.

Pongamos la atención en la gestión de la pandemia china que nos está asolando, donde la característica común ha sido el abuso de la mentira general y las restricciones a la libertad de expresión desde el Poder Ejecutivo. Desde las primeras semanas del Estado de Alarma -hace ya ahora un año- se pudo detectar una batalla por el relato de los hechos ya que se descubrió que se estaba dando una información que no se ajustaba a la realidad porque había mucha propaganda y poca referencia. Pocos datos y muchas opiniones.

Vivimos una etapa inicial donde se anuló uno de los pilares de cualquier país que se rija por una democracia como es el sistema de contrapoderes, donde el Gobierno de la Nación se dotó de una autoridad extraordinaria, anulando a las Cortes Generales a las que, prácticamente, cerró. La oposición política fue apartada y pese a hablarse mucho de diálogo lo que de verdad se referían era a imposiciones, a acuerdos cerrados. Era un estás conmigo o estás contra mí.

España: Pedro Sánchez presenta el Gobierno más a la izquierda de la Unión  Europea

Y si mencionamos al Poder Judicial, se le ha orillado hasta extremos nunca vistos por estos lares. La Fiscalía General del Estado -a ver, recuerdan aquello de ¿ de quién depende la Fiscalía… del Gobierno, no… pues eso ?- ha torpedeado todas las investigaciones de las decenas de denuncias y querellas presentadas contra el Gobierno ante el Tribunal Supremo sobre la gestión de la epidemia proveniente de China.

Si buscamos referentes en nuestros socios europeos, en Italia ( donde fue llamado a declarar el Primer Ministro que es el equivalente a nuestro Presidente del Gobierno ); en Francia ( donde se registró la casa del Ministro de Sanidad ) y en España, hasta la Asociación de Fiscales ha dicho que, la Justicia vive la mayor etapa de descrédito de los últimos 40 años. La pretendida ( para ser manejable y politizada) reforma del Consejo General del Poder Judicial ( CGPJ ), ha recibido ya un aviso con su correspondiente tirón de orejas de la Unión Europea ( UE ).

Y la prensa… ¿ qué ha pasado con el conocido como Cuarto Poder ?. Pues parece que en España se intentó una especie de censura previa. Las preguntas al Gobierno en sus ruedas de prensa posteriores a los Consejos de Ministros, eran filtradas previamente con la excusa de que no se podía estar -por el virus- en la Sala de Prensa del Palacio de la Moncloa.

Y como no se presentó mucha resistencia, hubo un momento en el que se dió un paso más lejos y no se permitió preguntar al Presidente Sánchez. Como la maniobra limitativa era ya tan evidente, provocó -en un gesto inédito en nuestro país- que el mundo del periodismo -de todos los colores, incluidos los afines- firmaran un Manifiesto por la Libertad de Preguntar, exigiendo que se les dejara hacer su trabajo o dejarían de atender las convocatorias y no reseñarían más los acuerdos adoptados en esas reuniones ministeriales.

La estrategia de “inundación” informativa del Gobierno: en busca de un  modelo con el que afrontar “megacrisis”

Desde el inicio de la pandemia china, han sido numerosas las veces que se ha mentido desde los organismos públicos. Durante este tiempo que ya sobrepasa un año, el embuste se ha institucionalizado y se ha convertido en algo ordinario, habitual, haciendo que la verdad escasee y cotice al alza. Olvidando que una democracia que pivota en el engaño, no tiene futuro.

A mí, me llamó mucho la atención aquella encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas ( CIS ), en la que ya famoso Tezanos ( director del organismo público que llegó a simultanear ese puesto con el de Secretario de Estudios y Programas de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español ( PSOE ), se atrevió a preguntar a los ciudadanos si preferían solo información oficial, cuando -como todo el mundo sabe- nuestra Constitución recoge el derecho a la información y a la libertad de expresión. Y esa información no es cualquiera, sino que se refiere a una que sea objetiva, veraz y plural. Queriendo equiparar la desinformación ( información errónea que se da de manera intencionada) con lo que es información ( noticia o dato sobre la realidad de los hechos ).

Se están cuestionando -desde el propio Gobierno- informaciones ciertas que no van en la línea de sus intereses e incluso fabricando sus propios bulos o noticias falsas. Estamos viendo la gestión de esta crisis sanitaria basada en la protección de la imagen del Presidente del Gobierno como parte de una estrategia bien diseñada. Las explicaciones gubernamentales han girado en torno al símil futbolístico de balones fuera, con frases tan manidas como : seguimos las recomendaciones de los expertos; estamos ante una crisis global; apelamos a la responsabilidad de los ciudadanos; Europa no nos ayuda; será culpa de la oposición si no nos ayuda…..etc.etc.etc. Como se ve claramente, la pelota de la epidemia se pone fuera del tejado de La Moncloa.

Esta política informativa es muy fácil de atacar cuando se dispone de los datos que están al alcance de cualquiera. ¡ Y cuáles son los datos ?. Veamos: somos el país con el mayor número de muertos por millón de habitantes; sigue siendo dramático que a estas alturas de la crisis no sepamos el número real de fallecidos; se ha cambiado la contabilidad de los difuntos hasta en siete ocasiones; tenemos el mayor número de sanitarios contagiados del mundo civilizado, a los que la prensa internacional ha calificado como verdaderos suicidas -el término empleado por ellos ha sido el de kamikazes- al saber en las condiciones en las que estaban trabajando, denunciando a España como el país que peor estaba gestionando el riesgo del coronavirus chino. La comunidad científica internacional ha hecho un llamamiento -sin éxito, claro- para que se constituya una comisión independiente que valore la gestión sanitaria que se está haciendo y no puedo dejar de mencionar a la ya famosa Comisión de Expertos… Fantasmas a cuyos integrantes no había manera de conocer…

La indignación por la fiesta de 'El Español' estalla en las redes sociales

Los ciudadanos, tenemos un compromiso con nuestro sistema político y debemos de luchar por la libertad. La epidemia china ha puesto de relieve que la democracia no se defiende sola y debemos de combatir por lo que creemos y por esos derechos que consagra nuestro texto constitucional que ha costado tanto conseguir. La libertad es el mayor tesoro que tenemos y merece la pena pelear por ella. A nuestros gobernantes, les tenemos que recordar que han sido elegidos por nosotros para resolver los problemas que tenemos y no para hacer lo que ellos quieran.

Es verdad que Europa ha hecho un llamamiento a todos sus socios para que se luche contra la desinformación pero lo que se ha bautizado en España como Ministerio de La Verdad es, en realidad, un intento de poner trabas para que fluya la información. Tiene pinta de que no va en la dirección que la Unión Europea ( UE ) ha señalado sino que parece que va hacia unos objetivos inconfesables… que están provocando mucha inquietud. Todo el mundo se ha escandalizado con este llamado Ministerio de La Verdad porque van a poner a España en una situación muy complicada si no impera la sensatez.

Creo que vivimos tiempos en los que todo se ha polarizado y eso es un problema serio. Esta crisis debería de servir para que todos tomemos distancia -periodistas incluidos- con el poder político para que se vuelva a la esencia de lo que es información, eliminando ese periodismo de trincheras en el que se ha silenciado o no se ha denunciado lo que está haciendo el Gobierno con todos nosotros. No se puede aplicar una doble vara de medir en función de quien dirija los destinos de un país.

9 comentarios sobre “LA ENGAÑOSA POLÍTICA INFORMATIVA ESPAÑOLA EN LA GESTIÓN DE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS CHINO.

  1. Acabo de leer tu artículo que está como los anteriores muy bien documentado. Si repasamos desde el comienzo de la llegada al poder de Pedro Sánchez, podemos comprobar que la mentira y la manipulación, ha sido el pan de cada día.

    No puedo dejar de pensar que aunque su preparación para ejercer el cargo de Presidente del Gobierno, deja mucho que desear y su única meta era llegar a la Moncloa, engañó a todos los que le apoyaron con un descaro difícil de calificar. Desde el principio de éste culebrón, mintió miserablemente diciendo que nunca pactaría, con Podemos ni con Bildu, además sumó a la famosa lista de socios que nunca estarían en su gobierno, a los separatistas.

    No me invento nada, todo está grabado en las redes con detalles para todos los gustos, con lo que se demuestra que estamos en manos de un mentiroso compulsivo, y un ególatra capaz de cualquier cosa para mantenerse en el poder, que espero le pase la factura algún día, y si no logran dominar al Poder Judicial, lo veremos para poder seguir creyendo en la Justicia.

    Cuando un dirigente responsable e inteligente, sabe que no tiene conocimientos sobre un asunto, se rodea de personal cualificado sin tener en cuenta otras cuestiones que no sean profesionales, se les contrata para ese trabajo y se les exige dedicación y buena gestión, como en la empresa privada, sin afiliaciones políticas ni amiguismos.

    Aunque no es santo de mi devoción Pablo Iglesias, y me gustaría que desapareciera del mapa político lo antes posible, he de reconocer que es más inteligente que Pedro Sánchez, y está siguiendo una ruta bien planificada, para que el comunismo se implante lo antes posible en nuestro país, con la seguridad por mi parte de que terminará eliminando políticamente al que lo puso en el gobierno.

    En la gestión de la pandemia han actuado, como siempre, mirando solamente a sus intereses particulares, y como la decencia no es parte de su ADN, han mentido desde el principio y lo seguirán haciendo, amparados por el apoyo de los medios informativos subvencionados, que se venden al mejor postor dejando de lado sus principios, si es que alguna vez los han tenido.

    Les salió muy bien el confinamiento para comprobar que podían tomar decisiones por decreto, para empezar a dominar a la población, y las aprovecharon con muy buen resultado para sus intereses. Pusieron para dar la cara a Fernando Simón, que se ha quemado profesionalmente, y que será desechado cuando no les sirva.

    Hemos estado desde el principio en manos de ineptos, sin preparación ni conocimientos, que nos han llevado a la ruina económica, y a la muerte de muchísimos compatriotas, personas mayores que lo dieron todo, trabajo y cotización durante muchos años, y que han muerto de una forma criminal por falta de medios.

    Mi reconocimiento a los sanitarios que siguen dando todo, para mitigar ésta situación que espero acabe pronto.

    En la famosa manifestación feminista, que no se suspendió por motivos políticos aunque estaban avisados, ya vimos las consecuencias, y ahora con las elecciones catalanas han rizado el rizo, por que son unos sinvergüenzas consumados, a los que no les importamos nada. ” comunismo puro y duro “.

    No sé hasta cuando resistirá la población, ya estamos en unas cifras de familias en las que todos sus miembros están en paro, y me imagino que todo tiene un límite de aguante, mientras tanto el marqués comunista, está calladito como una puerta, esperando su oportunidad, para saltar a la yugular de su amo (al tiempo).

    Si hubiera estado en el poder un partido de derechas, no quiero pensar que habría pasado.

    Nos han estado engañando y lo seguirán haciendo, pero al final cada uno tendrá su merecido, espero.

    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Nada que añadir por mi parte a esta gran reflexión tuya que comparto en su integridad. Abarcas todo el período socialcomunista con gran precisión sin olvidad nada importante y te felicito por ello.
      Gracias por tu comentario, Fernando, como siempre sensato y veraz. Un abrazo.

      Me gusta

  2. No puedo estar más de acuerdo con lo que escribes en este artículo.
    Panda de manipuladores y mentirosos. Siempre se han destacado (los socialcomunistas) por tener especiales dotes en la manipulación de la información.
    Sin escrupulos, siquiera en una crisis como la actual , sanitaria y económica, con familias destrozadas por la pérdida de sus seres queridos, millones de personas pasando necesidades económicas por el paron de la economía….tienen la humildad de reconocer los errores que continuamente comenten.
    Se que gestionar esto es muy complicado, cualquiera que formara parte de la cabeza política lo haría, pero si fueran capaces de rectificar, escuchar, pedir opiniones al resto de partidos políticos de la oposición, hacer puestas en común por tratar de que este problema se acortara, en lugar de tener luchas de poder, nos iría mucho mejor y no estaríamos en los peores índices en todos los conceptos a nivel europeo y de países desarrollados.
    Para mi, estos gestores, estos políticos que nos gobiernan me Dan VERGÜENZA.

    Me gusta

    1. Así es, como dices. Pero con estos toros tenemos que lidiar. No nos merecemos un gobierno a lo venezolano como este que está instalando en nuestro devenir diario unos usos y costumbres que distan mucho de la realidad española y europea. La mentira, el todo vale, la destrucción de nuestro pasado, las carencias educativas,….nos están llevando a una degradación impensable que afectará a nuestro futuro como país y del que no sé si lo podremos sobrellevar. Menos mal que nuestros socios europeos están muy pendientes de nuestro acaecer diario marcando los límites que no debemos sobrepasar. Por ahí quizás tengamos salvación porque lo que es a nivel interior, no tenemos remedio.
      Gracias por tu comentario, Leyre. Un beso.

      Me gusta

  3. El año 2020, y este 2021 que es su añadido, pasará a la historia nacional como uno de los más densos y esclarecedores que han existido. Denso y terrible por la catástrofe sanitaria, esclarecedor por la infame gestión de la misma. El gobierno “central”, lejos de coger el toro por los cuernos desde un primer momento, se vio superado por la situación, y aceptó la bruta tentación de arrojar el problema lejos de sí: en este caso, a las espaldas de las comunidades autónomas. No contento con ello, empezó desde el principio también una especie de guerra de desgaste no contra el virus, sino contra una comunidad autónoma (Madrid), que en vez de ponerlo en su sitio entró al trapo, con la convicción de ser un poco más difícil de lidiar de lo que el Sr. Iglesias –qué ingenuo– sospechara. Y es que quienes entendemos una miaja de toros –yo muy poco– sabemos que los santacolomas son bastante más peligrosos que los vitorinos. Sí, son más pequeños y de mirada dulce, pero… las cornadas así lo atestiguan.
    Perdóneseme el símil taurino. En lo demás, ni Sánchez ni Iglesias ni sus desacomodados equipos han estado a la altura, incluso han discutido entre ellos por quién friega los platos. Nos han entretenido con sainetes y entremeses más aburridos que el Paso de las Aceitunas desde luego, como el protagonizado –qué pena verlo…– por mandos del Ejército y de la Policía, mientras el alma llanera del Vicepresidente intonso vagaba por los limbos, la Sexta trataba de encender de prisa y corriendo otros fuegos, la oposición estudiaba el significado del no es no, el CIS contaba chistes y un personaje chiquilicuatrero de nombre Simón los adornaba con picos y curvas. Y muchos recordábamos que hace años, por una guerra –Iraq– en la que murieron seis españoles (si Nordlingen fue nuestra mayor victoria, esta debió de ser nuestra menor derrota), se incendió el país, y por la muerte de ¿sesenta mil? ¿ochenta mil? ¿más…? compatriotas, nadie ha movido un dedo. Y que nadie se llame a engaño: la responsabilidad ENTERA de la lucha contra la pandemia y sus consecuencias, recae en el Gobierno CENTRAL, no en los autonómicos “cogobernantes”. Y, si no es así, que la Sra. González Laya lo explique en Bruselas.

    Me gusta

    1. La sabiduría castellana resplandece de nuevo a poco que se lo proponga. Me parece muy acertada tu reflexión sobre esta tomadura de pelo tan escandalosa en la que han pretendido tratarnos como niños. La mención de los encastes taurinos corona tu comentario.
      Gracias Víctor por acudir otra vez a esta tu casa. Un abrazo.

      Me gusta

  4. Pues sí, Orwell lo supo ver, hacia ello vamos, ya estamos cerca. Hace meses que no veo la tele, solo echo un vistazo de vez en cuando para ver si todo sigue igual. Me da–según el día–asco o carcajadas de observar como se manipula a un rebaño de 45 millones de ignorantes, aunque a la baja. Cada vez la gente es mas consciente de la-muy sutil-maniobra. Solo me informo a través de algunos, muy pocos, canales de you tube o telegram.
    Como dice César Vidal, España tiene mas agujeros que un queso de Gruyere…No solo es una pseudo-democracia o pre-democracia en lo político, algo que Don César, auto exilado en EEUU (gracias a la agencia tributaria) y también ahora ciudadano americano, ve con la distancia la patética realidad, comparando ambos Estados. También en lo económico vamos mal, muy mal, demasiado mal, y sin horizonte claro a la vista; el Estado manirroto e insostenible de las Autonomías, controlado por partidos llenos de ineptos y golfos, ahora con menos ingresos y mas deuda pública está sin liquidez–sí, con falta de liquidez, aplazando pagos corrientes salvo los esenciales–y a punto de perder la solvencia.
    Al lobo ya se le ven las orejas. Un país insostenible, y el Sr Sánchez y sus socios a lo suyo. Ah, me olvidaba, y una oposición–salvo Vox que se salva de momento–casi aplaudiendo y esperando–por si un día llega– ocupar poder. ¡¡¡Madre mía!!!

    Me gusta

    1. Es cierto que el ciudadano medio está hasta el gorro de este Gobierno socialcomunista por la tremenda decepción -ingenuos- que se ha llevado con la llegada de todos estos salvadores al poder. Era la única alternativa que nos quedaba por probar y ahí están los resultados que nadie

      Me gusta

    2. quiere ver. Lo que a mí me parece penoso es que tienen que llegar las cosas malas para que la gente las tenga que y tocar. Lamentable para un país como España, devorado por lobos que se disputan los trozos -pocos- que todavía quedan. Pero acudiendo al refranero español ya sabes que no hay mal que cien años dure y estos sujetos ya empiezan a mostrarse los dientes como paso previo a su despiece.
      Gracias José Manuel por tu comentario. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .