EL ENIGMA SOBRE LA FECHA DE NACIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

Para dar respuesta a esta pregunta, forzosamente hay que acudir al documento de referencia cristiana y base del Antiguo Testamento : la Biblia. Aunque en este apartado, el libro sagrado no dice mucho puesto que no menciona el día y año del nacimiento de Jesús, probablemente porque se escribió casi un siglo después de su fallecimiento y es conocido como se pierde información en el mensaje cuando se transmite de manera oral durante varias generaciones.

Aunque la Biblia si relaciona el hecho con personajes y acontecimientos históricos, como por ejemplo el reinado de Herodes. Los historiadores coinciden en que el Rey de Judea debió de morir en algún momento entre los años IV y I, antes de Cristo. Los Reyes Magos lo visitaron poco antes de su muerte por lo que el viaje de estos tuvo que producirse antes de esas fechas.

Por otra parte, existen serias dudas de que el nacimiento de Jesús fuera un 25 de diciembre. En la Biblia, San Lucas habla de la actividad de los pastores en la zona de Belén durante el tiempo de su nacimiento, cuidando a sus rebaños y a los corderos nacidos durante la noche, algo que sucede en primavera y no en pleno invierno. Además, el 25 de diciembre es precisamente la fecha en la que los romanos, dueños de Judea en aquel tiempo, celebraban sus saturnales, una de sus festividades más importantes donde se adornaban las calles y las casas y también se intercambiaban regalos.

No es casualidad que, para evitar ser perseguidos, los primeros cristianos decidieran -precisamente- esa fecha para celebrar el nacimiento de Jesucristo. Más tarde, en el siglo IV de nuestra Era, cuando el Emperador Constantino del Imperio Romano de Oriente, adoptó el cristianismo como religión oficial del Imperio, conservó el 25 de diciembre como el día de Navidad.

El relato del nacimiento de Jesús (RV60) - Palabra y Gracia

Al día de hoy, los historiadores están de acuerdo en que el nacimiento de Jesús, no se produjo en la fecha que marca nuestro calendario actual, hace 2.021 años. La cronología que utilizamos divide nuestra época en dos partes : la primera sería, Antes de Cristo para lo que se utilizan las siglas AC; y la segunda sería, Después de Cristo y se emplearían las siglas DC. Esta división en el tiempo fue concebida por el monje romano Dionisio, El Exiguo, hacia el año 523 ( DC ) y parece que tiene dos errores significativos.

El primero de ellos, sería colocar el año I DC , inmediatamente después del año I AC , sin pasar por el año 0, un número esencial en las matemáticas actuales y que de hecho, resta un año a cualquier fecha que queramos considerar. Y el segundo es que, Dionisio dió por buena la Declaración de Clemente de Alejandría ( catequista de reconocido prestigio en su tiempo ) de que Jesucristo nació, en el año 28 del reinado del Emperador romano César Augusto, sin tener en cuenta que, durante los primeros años de su mandato se le conoció por su nombre propio de Octavio hasta que el Senado romano lo proclamó como Augusto cuatro años después. Para cuando se descubrió el error, el calendario que todavía utilizamos estaba demasiado implantado para cambiarlo y corregir los cuatro años de desfase.

Si tenemos en cuenta estos errores, el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, debió de producirse en primavera y entre los años 7 y 2 AC. Por lo que Jesús, murió con una edad comprendida entre los 2 y 5 años más de lo que hemos creído hasta ahora que eran 33. Esta suposición informada, se basa además, en que ni siquiera los Evangelios se ponen de acuerdo en su fallecimiento: Marcos, Lucas y Mateo, hablan de un día y Juan de otro. En su libro sobre Jesús, el Papa Benedicto XVI, apoya la tesis de Juan, lo que adelantaría un día la condena y la muerte.

Uno – si no el que más- de los acontecimientos más importantes de la Historia, se mueve en un enorme espacio en el que confluyen la fe, la historia y el misterio. Casi ningún investigador reputado niega que el fundador del Cristianismo, fuese un personaje histórico, crucificado por los romanos en Jerusalén. Pero es cierto que apenas se sabe algo más de lo que cuentan los Evangelios.

Tanto el Evangelio de Mateo como el de Lucas, ofrecen en sus dos primeros capítulos, un conjunto de relatos en torno a la concepción, nacimiento e infancia de Jesús,. Son conocidos tradicionalmente, como los Evangelios de la Infancia. Ambos ofrecen notables diferencias entre sí en cuanto al contenido, estructura general, redacción literaria y centros de interés. El análisis de los procedimientos literarios utilizados muestra que, más que relatos de carácter biográfico, son composiciones cristianas elaboradas a la luz de la fe en Cristo Resucitado.

Se aproximan mucho a un género literario llamado midrás hagádico, que describe el nacimiento de Jesús a la luz de sucesos, personajes o textos del Antiguo Testamento. No fueron redactados para informar sobre los hechos ocurridos sino para proclamar la Buena Noticia de que Jesús es el Mesías davídico esperado en Israel y el Hijo de Dios nacido para salvar la Humanidad. Este es el parecer mayoritario de los especialistas más respetados. De ahí que los mejores investigadores sobre Jesús comiencen su estudio a partir del Bautismo en el Jordán.

También es muy probable que Jesús naciera en Nazaret. Solo en los antes citados Evangelios de la Infancia de Mateo y de Lucas, se nos habla de su nacimiento en Belén y lo hacen -seguramente- por razones teológicas, como cumplimiento de las palabras de Miqueas, un profeta del siglo VIII antes de Cristo, que dice así: Y tú Belén, tierra de Judá, no eres -ni mucho menos- la última de las ciudades de Judá, pues de ti saldrá un jefe que será pastor de mi pueblo, Israel. Por lo demás, todas las demás fuentes, dicen que proviene de Nazaret ( Marcos, Mateo y Juan ) y que era llamado Jesús el Nazareno o Jesús de Nazaret.

EL PELIGRO DEL NACIONALISMO CATALÁN.

Los nacionalismos, en general, son movimientos políticos arraigados en los sentimientos y en las emociones. A ellos, en España, hay que oponerse con la Constitución en la mano para impedir los vacíos que puedan encontrar y que arrasen con todo. Hay que plantar cara a las sensaciones y hay que elaborar una serie de relatos que refuercen o acompañen nuestro compromiso constitucional.

Todo el mundo sabe que, el nacionalismo, es un elemento muy eficaz para movilizar a la gente, a la población en general, por ese sentimiento de pertenencia a algo distinto. Si el resto de la sociedad, no tiene nada que decir, no presenta batalla en el mismo plano de las emociones y los vínculos que unen a las personas, se verán desplazados por aquellos a los que no les preocupa esa unión y que, a su vez, buscan comunidades basadas en las etnias y en las lenguas.

Hace años que, las democracias del mundo, sufren peligros y ataques sensibles. En España, el movimiento secesionista catalán, como golpe de Estado populista, está haciendo temblar los cimientos del Estado. En Europa, hay signos preocupantes como el Brexit y los rugidos populistas de Polonia y Hungría. Estos fenómenos tienen una expresión a escala nacional, como el descrédito generalizado de las instituciones de la democracia liberal. Si no se hace nada, barrerán a los contrarios.

El "derecho a decidir": una invención del nacionalismo catalán

Los nacionalismos, saben leer los agravios de la sociedad, explotar el victimismo y dividirla. Pero no se puede oponer con la misma fuerza que ellos porque se mostraría la misma simpleza. Hay que ofrecer algo, una respuesta colectiva que no esté basada en los mitos que teníamos. Hay que identificar los momentos constructivos, que son excelentes, para ir construyendo puntos de apoyo pero sin exagerar, porque nos llevaría a una sociedad asfixiante e imposible de vivir. Es lo que ha pasado en España durante los últimos 46 años, que ha habido una renuncia al mito nacional y con el paso de los años, la propia sociedad se ha debilitado.

Esos mitos necesarios, no se han sabido construir porque no ha habido un plan para ello. En España, siempre se improvisa. Cuando se hizo la Constitución y con ella los cimientos de la democracia, casi nadie de los que protagonizaron ese momento, pensaba que duraría más de cinco años. Eran soluciones para ese instante, para evitar una nueva Guerra Civil y llegar a una democracia lo más rápidamente posible. No estaban pensando en 2.021. Por eso, toda preocupación sobre memoria histórica era un debate que ellos no fueron capaces de prever. Se dieron cuenta tarde.

El nacionalismo intenso que se ha producido durante las últimas décadas, ha calado en todos los ámbitos públicos. Por eso, se ha producido una ruptura en la población catalana. Hay una parte de la misma que se ha desconectado, que no está en el mismo sistema y la misma preocupación y que considera que España es una tiranía y existe una opresión hacia ellos. Esta estrategia, enraiza porque es consoladora, porque te permite tener un sentido de la vida.

A la par del independentismo catalán, en España revive el nacionalismo -  The New York Times

Pertenecer a una nación oprimida o a una causa que lucha contra el mal, le seduce a mucha gente. De igual manera que existe un prestigio en reclamarse víctima o un placer en sentirse parte de un proyecto por desarrollar. Es como un sentimiento religioso y es muy difícil oponer argumentos racionales a eso porque no calan. Uno de los éxitos enorme del nacionalismo catalán ha sido inocular ese sentimiento de trascendencia y de misión de la vida en una parte de la sociedad. Es complicado entenderse con eso. Es como si Erasmo de Rotterdam discutiera con el Papa.

Pero todavía quedan elementos de cohesión para combatir ese nacionalismo. Las instituciones españolas son más fuertes de lo que parecen y por eso nuestra democracia está aguantando mucho. Lo que indica que hay más gente razonable de lo que se pueda creer. A veces, nos ciega el ruido que generan los populistas desde un extremo de la habitación. Los síntomas de que la cosa no es tan grave, es el silencio de la mayoría -que no participa en ese debate- donde hay demasiada bronca y un tono inapropiado para plantear preocupaciones.

En el momento en el que estas personas encuentren un discurso en el que se puedan sentir identificados y cómodos, se expresarán. Pero si los que tienen algo que decir, se callan; se hace el juego a los que gritan y ayudan a que se oigan más. Los que tienen inquietud por la democracia deben salir de su silencio y compartir opiniones para no sentirse solos.

El catalán está siempre en peligro?

Es lo que está pasando con la decisión judicial de que al menos, se impartan, en la escuela catalana, las clases en castellano, en un 25%; que apenas hay resistencia. Y eso que debería de ser al revés, 75% en español y 25% en catalán. ¿ Cómo se ha permitido esta monstruosidad ?, que ahora quiere imitar la Comunidad Valenciana.

España, tiene una lengua común cuyo uso destaca a nivel mundial por los numerosos países – más de una veintena- que además, la tienen como idioma oficial y no se les ocurre otra cosa a estos nuevos totalitaristas, que van oficialmente de progresistas, de obligar a los residentes de Cataluña a hablar un idioma perfectamente inútil en un mundo globalizado, cuando las horas dedicadas a ese dialecto del occitano francés, se podrían utilizar para aprender idiomas muy necesarios para el futuro que nos aguarda, como son el inglés, el chino y hasta el alemán.

Y ya, en el colmo de esta opresión nazi tan excluyente, se ha presentado el caso de esta familia que pide que se cumplan las leyes y las resoluciones judiciales en la enseñanza de los colegios catalanes, respetando el idioma común de todos los españoles, que tienen el deber de conocerlo y el derecho a usarlo, como así está recogido en nuestra Constitución.

Por qué durante la dictadura de Francisco Franco se prohibió la utilización  del idioma catalán? - Quora

La sociedad española, tiene que reaccionar ante este fascismo racista que está separando a familias enteras y hasta la Universidad, donde están pintarrajeando las puertas de los despachos de profesores que se niegan a entrar por el aro de un localismo, fruto de ignorantes y perdedores de la Historia que se retrotraen sobre sí mismos, en lugar de asumir que guardar su lengua no es incompatible con colocar, por encima de ella, la que hablan seiscientos millones de personas en todo el mundo.

Nadie discute y hasta Franco lo entendió y lo permitió ( Omnium cultural, enseñaba catalán líbremente desde los años sesenta ) que, el catalán, es una seña de identidad que tiene reconocimiento constitucional y que hay que preservarlo, pero el irredentismo catalán debería de ganarle al corazón en esa apuesta por una forma de hablar inútil fuera de Cataluña. Es el miedo a la libertad, lo que demuestra el nazismo catalán que intenta amedrentar a una familia y a quien se atreva a imitarla. El nacionalismo, le ha hecho mucho mal al mundo y este catalán, tan cobarde, le puede hacer mucho más de lo que le está haciendo ya a toda España. Hay que decir NO, una y un millón de veces, antes de que estos tarugos tomen del todo su tierra y hasta la española, transmitiendo su odio a toda la península.

LA SALUD QUE EL CHAVISMO OFRECE EN VENEZUELA.

En tiempos en los que la gripe china ha llegado a tener escala mundial, los países afectados por esta lacra, tratan de asistir a sus ciudadanos de la mejor manera posible, con arreglo a la capacidad de respuesta de su sistema sanitario, sus posibilidades económicas y cuando es posible, con la ayuda de la solidaridad internacional.

Así ocurre, en la mayoría de las naciones de lo que conocemos como mundo occidental, donde se intercambian datos, informaciones, resultados de la experiencia con las distintas vacunas y de sus secuelas. ¿ Pero qué ocurre en los países en los que el populismo se ha instalado y sus dirigentes gozan de unos privilegios que la información oficial oculta ?.

Pongamos por ejemplo, a esa Tierra Prometida a la que el chavismo llevó y se ha convertido en un infierno real como cuentan los venezolanos que han podido salir de allí y cuya diáspora llega ya a cinco millones, de un país que contaba con casi treinta millones de habitantes y de los que se han quedado, el 90% se encuentra en la miseria mas absoluta.

Aunque el verdadero problema de Venezuela, es que se ha convertido en una enfermedad contagiosa para toda aquella región americana. Por eso, quienes huyen de allí, sin más motivo que salir del infortunio al que le han llevado, provienen de sectores cada vez más pobres. Las clases más pudientes, emigran en avión a Estados Unidos y a Europa, a cuya cabeza está España, la Madre Patria, para situaciones difíciles porque en caso de necesidad, donde esté una madre que se quite todo lo demás.

Falta de medicinas y éxodo de médicos devasta hospitales de Venezuela |  MUNDO | GESTIÓN

Dejan atrás, la asfixiante realidad económica de una nación en constante hiperinflación y con una caída de la riqueza de más del cincuenta por ciento, desde que llegaron los chavistas y sus soluciones milagrosas. Una escasez de recursos que sumada a la corrupción generalizada, ha arrojado a un país rico en materias primas, a una situación desesperada.

Las consecuencias de un servicio de agua precario, la escasez de medicinas durante los últimos años que llega ya al noventa por ciento y la inexistencia de planes de vacunación infantil, han condenado a la población venezolana a múltiples enfermedades. Según la Organización Panamericana de la Salud ( OPS ), los casos de sarampión se han duplicado. En paralelo, se encuentran la difteria, la malaria, la tuberculosis, la escabiosis y hasta la poliomielitis, que se creía extinta.

El Gobierno de Nicolás Maduro, ha anunciado varias fases del Plan Nacional de Vacunación, en conjunto con la OPS, contra el sarampión y la difteria, dado que los venezolanos que huyen están contagiando a los países limítrofes, especialmente de sarampión en Colombia, donde estaba extinguido; en Ecuador, donde hacía más de veinte años que no tenían ningún caso y en Brasil donde han empezado a recoger cadáveres de los inmigrantes venezolanos fallecidos por este virus, la rubeola y las paperas; por lo que se han visto obligado a vacunar de estas enfermedades a los más de 2.000 venezolanos que cada día cruzan su frontera.

El Gobierno chavista, creó una empresa socialista para la fabricación de medicamentos biológicos que iba a producir 120 millones de dosis de vacunas anuales, de la que hace años que no se sabe nada. A eso, habría que añadirle que la atención sanitaria primaria es baja por no decir inexistente y las medidas de prevención son nulas.

Covid en Venezuela: campaña de vacunación lenta y escasez de recursos -  Vatican News

Si hablamos del virus chino, cuando hay vacunas, se realizan en los hospitales y siempre que las personas sean portadoras del carnet de la Patria, que no es más que una identificación para acceder a los programas sociales que el chavismo maneja con criterio político para beneficiar a sus correligionarios.

El pasado septiembre, se conoció la repentina muerte de Ángel Rafael Cedeño, corresponsal de Tele 5 en Venezuela, a la edad de 38 años. Según explicó a la prensa su compañera, Esther Yáñez, si Ángel no hubiese estado en Venezuela, no se estaría lamentando su pérdida.

Explicó que a Ángel, aparentemente, no le pasaba nada. Un jueves, comenzó a sentirse mal y se desmayó. Se embarcó en el periplo habitual de buscar en Caracas un hospital que le atendiese. No tuvo suerte en los dos primeros, donde le dijeron que ni siquiera había médicos. En los hospitales públicos de Venezuela hay muy poca cosa: no hay agua, ni sábanas, ni medicamentos, ni médicos. En los privados si hay pero cuestan mucho dinero y la mayoría de la población no lo puede pagar.

Siguieron recorriendo otros hospitales y pensó que su compañero se iba a morir porque no podía respirar. Al final, se le pudo atender en el Hospital Clínico Universitario aunque en condiciones infrahumanas. Allí, los enfermos de la pandemia china, convivían con los de otros patologías, sin medidas sanitarias diferenciadoras. Se ponía así de relieve el colapso que vive el sistema de salud venezolano.

El estado de los hospitales en Venezuela: camas rotas, cortes de agua y  escasez de comida | Internacional

Cuando después de mucho esfuerzo consiguió que lo vieran, le dijeron que no sabían lo que le estaba pasando y le recomendaron reposo y amoxicilina, que es de los pocos medicamentos que aún se pueden encontrar en las farmacias venezolanas. Es problema es que estos medicamentos solo combaten infecciones bacterianas y no víricas, por lo que, al no realizarle las pruebas pertinentes y por consiguiente, tener un diagnóstico claro, el tratamiento no iba a tener el efecto deseado. Las pruebas que Ángel necesitaba para esclarecer su dolencia, nunca llegaron.

El lunes siguiente, fue la última vez que la pareja habló. Más bien que Esther lo escuchó porque Ángel le envió un mensaje de audio porque no tenía fuerzas ni para escribir. Cuando lo oyó, a Esther se le pusieron los pelos de punta. Algo raro pasaba. Lo notaba en su voz, en su respiración, el sobreesfuerzo que estaba haciendo para comunicarse con ella. Solo le decía: Esther, me estoy sintiendo muy mal. Una hora después, la llamaron para decirle que Ángel había fallecido.

De esta manera, el periodista, consiguió hacer su último reportaje sobre las pésimas condiciones en la que se encuentran los hospitales del país gobernado por ese antiguo conductor de autobuses, llamado Nicolás Maduro, que parece -a tenor de las últimas investigaciones judiciales- que financió a nuestros cachorros comunistas para que tratáramos de seguir su ejemplo, como modelo económico y de gestión política. Ya saben lo que dijo Errejón: en Venezuela, se come tres veces al día. En la España de hoy, hay gente que no lo consigue….

NO, A LA ESPAÑA INSEGURA.

El pasado 24 de noviembre, hubo una serie de concentraciones, a nivel nacional, ante las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, respondiendo así, a la convocatoria realizada por todos los sindicatos policiales para protestar por la intención de este Gobierno social-comunista de la Nación, de reformar la actual Ley de Seguridad Ciudadana que todos los grupos políticos de la izquierda han popularizado con el nombre de ley mordaza. Esta ocasión, no fue más que el preámbulo de una gran manifestación prevista para el día 27 de ese mismo mes, en Madrid

A estas aglomeraciones, asistieron miles de personas ya que en esta ocasión, no ha habido fisuras en la oposición que se ha organizado contra una reforma que, los agentes aseguran que los desprotege a la hora de realizar su trabajo. Por eso han asistido representantes de todos los sindicatos policiales, en una unión sin precedentes. La unidad asociativa que no fue posible cuando les tocaba el bolsillo, se ha logrado ante el derrumbe de su esencia policial: el principio de autoridad.

En el Manifiesto leído, se expresaba de manera clara y contundente, como se están incrementando las agresiones a los Policías y como sus sus actuaciones, se están viendo comprometidas por la pérdida del principio de autoridad, fundamental en la protección del orden constitucional y de la paz social que quedaría aquí como una entelequia, como una reliquia. Infracciones que se verán agravadas al debilitarse su sanción con la aprobación de esta ley.

También manifestaban, los puntos que más les preocupan en el trabajo diario, como son la reducción de los plazos para la identificación de las personas que están indocumentadas que pasan de seis a dos horas; que se autoricen manifestaciones espontáneas, con la inseguridad que ello acarrea;: la eliminación de las pelotas de goma para poder controlar la violencia de las masas; la sanción con arreglo a la capacidad económica del infractor y así hasta diez propuestas más que desamparan todo el trabajo policial en la calle.

Miles de policías y guardias civiles marchan contra la reforma de la 'Ley  Mordaza' arropados por la derecha

Ante la injustificada necesidad de cambiar esta ley, todos los sindicatos policiales se han unido en una plataforma porque no se les ha tenido en cuenta a la hora de cambiar esta norma que es básica para el mantenimiento de la seguridad pública. Se trata de unas modificaciones importantes que se han pactado en los despachos de moqueta y que, a la vista está, obedecen a quienes quieren desproteger a la Policía para que no pueda defender al resto de ciudadanos que además son mayoría.

El éxito de estas concentraciones no solo escenifica el rechazo, con carácter general, de unos cambios que alteran, de forma considerable, las condiciones de trabajo de los agentes, sino que representa una llamada pública de atención ante el peligro que supone para el ciudadano, la materialización del ideario antisistema y revolucionario del grupo político Podemos, asumido por el Partido Socialista Obrero Español ( PSOE )

Criminalizar a los Cuerpos Policiales; desarmarlos en su función básica de control de masas con ya se ha hecho con la Policía Autonómica Catalana ; impedir que se planifiquen sus actuaciones ante supuestas manifestaciones espontáneas y restar veracidad en sus denuncias y atestados, se va a convertir en un deterioro de la convivencia y en un aumento del conflicto callejero, caldo de cultivo en el que se crece la izquierda radical. Que el PSOE apadrine esta contrarreforma, supera con creces el umbral de cesiones a Podemos porque es una agresión a la paz social que predica.

La polémica suscitada por la innecesaria reforma de esta ley, ha traspasado los límites del ámbito policial para convertirse en un elemento central del debate político. El ciudadano medio sabe que la imagen de miles de sus guardianes y garantes de sus derechos y libertades, protestando contra el Gobierno de Pedro Sánchez en las calles, es muy preocupante y la mayoría social ha decidido posicionarse a su lado como así lo recogen las encuestas. Igual ha ocurrido con los partidos políticos que forman la oposición, que han observado con preocupación la envergadura que puede tener este problema

Centenares de policías y guardias civiles se concentran en el Congreso con  una pancarta de "PSOE traidor" - Libertad Digital

Estas convocatorias que no se deben de menospreciar, tienen una enorme fuerza simbólica porque demuestra, por una parte, la unión de todos los sindicatos y asociaciones profesionales policiales y por otra parte, su sintonía con la oposición política una una materia tan sensible como es la seguridad ciudadana. Igual ocurre con la mayoría de la ciudadanía que aprecia de una manera clara que esta reforma debilita a los Cuerpos Policiales y por tanto, les perjudica, temiendo un probable aumento de la inseguridad en las calles.

En el Ministerio del Interior, parece que ha habido poco entusiasmo con ese proyectado cambio legislativo, en el que se ha sabido que ha sido ajeno a su negociación; también con las críticas de la Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Trabajo, Yolanda Díaz, a la actuación policial en Cádiz con motivo de la pasada huelga de los trabajadores del metal, que ha finalizado sin un solo huelguista herido y sí, en cambio, con una decena de Policías lesionados de distinta consideración. Pero Grande Marlasca, no lo ha cuestionado en público, ni ha salido en defensa de los funcionarios que integran los Cuerpos Policiales. Se esperaba su apoyo, de una manera clara y decidida, como merecen los agentes que intentan mantener el orden sin menoscabo del derecho de huelga de los trabajadores.

Y cuando llegó la prevista manifestación del día 27 de noviembre, decenas de miles de Policías de todos los Cuerpos, desafiaron al Gobierno de la Nación, con la mayo manifestación de toda la Historia, demostrando la indignación de todos los agentes con independencia de su ideología. Con la habitual discrepancia en el número de asistentes en este tipo de movilizaciones -150.000 según fuentes sindicales y 20.000 la Delegación del Gobierno- salieron a la calle con un solo objetivo: frenar la reforma de esta ley, no porque no necesite ser actualizada sino porque en los términos que ha sido planteada, especialmente por los socios radicales del Gobierno, es inaceptable para su trabajo y sobre todo, para la convivencia en los pueblos y en las calles de toda España.

La marcha que comenzó en la Puerta del Sol y terminó en la Plaza de Colón, a las puertas del Ministerio del Interior, transcurrió de forma pacífica, en medio de un ambiente festivo y reivindicativo. Ni un solo incidente ensombreció la protesta a la que asistieron funcionarios policiales de todas las categorías profesionales, jubilados y familiares. También innumerables ciudadanos anónimos que querían sumar su apoyo. Hubo decenas de cientos de banderas nacionales y de todas las Comunidades Autónomas porque de todas ellas hubo asistentes.

Horario y recorrido de la manifestación de policías y guardias civiles  contra la Ley Mordaza el 27 de noviembre

El Gobierno ha insistido una y otra vez, en la utilización de los Cuerpos Policiales por parte de la oposición política, pero lo cierto, es que sus principales líderes apenas tuvieron protagonismo. La estrategia gubernamental tiene escaso recorrido porque entre los sindicatos y demás organizaciones convocantes, las tendencias son muy variadas. Pero no solo por eso, todos ellos fueron especialmente cuidadosos para que nadie pudiera identificarlos con ningún partido concreto, a no ser que se haga de manera torticera y forzando los argumentos. Lo nuclear, por tanto, fue la movilización de miles de Policías como una realidad incuestionable y lo accesorio, la presencia de los dirigentes de la oposición.

La parte del Gobierno que controla Pedro Sánchez, despreocupado por los problemas de la gente, ya que ellos están en otras cosas más importantes, no ha sabido calibrar la indignación de sus trabajadores de la seguridad, ante las cesiones a sus socios de Gobierno y demás compañeros de viaje, Ezkerra, Bildu y Podemos. La consecuencia de ello es que desde ahora, tienen un problema más -de los que parece que andan sobrados- solo que esta vez, de una sensibilidad máxima. Nunca se había producido una movilización de los Cuerpos Policiales de esta magnitud, contra un Gobierno. Y lo que es más significativo: no se reivindicaba una subida salarial, sino la defensa de un modelo de seguridad ciudadana como el que ha habido desde la implantación plena de la democracia en España. Esta reforma, que no estaba en el debate ciudadano, ha abierto una vía de agua en el Gobierno de consecuencias, a día de hoy, imprevisibles.