LA DESINFORMACIÓN EN EL SEPARATISMO CATALÁN.

En estos tiempos que corren, no somos conscientes del gran problema que está pasando delante nuestro y que apenas percibimos por no darle la importancia que tiene. Me estoy refiriendo a la desinformación, no en su aspecto de falta de información sino en su faceta de dar noticias erróneas, de manera intencionada para influir en las decisiones de los ciudadanos. En las redes sociales, donde lamentablemente ocurre mucho, se llaman noticias falsas.

El peligro de la desinformación es su capacidad de ahondar las brechas que ya existen en la sociedad. No provoca grandes cambios sino que, poco a poco, consigue reforzar los prejuicios existentes y polariza la sociedad sobre diversos temas.

La desinformación no es solo una herramienta utilizada por los Estados, a través de sus diferentes Servicios sino también por los partidos políticos, grupos de presión, empresas, particulares, etc. Lógicamente, lo que más debe de preocuparnos es el uso de que de ella hacen los Estados.

Hoy, el principal foco de la desinformación en España, no es otro que el separatismo catalán. En mi opinión, el entorno que promueve el procedimiento independentista, ha impulsado una campaña tremenda de desinformación sistémica durante los últimos años que se ha visto impulsada por la amplificación tecnológica de internet y las redes sociales. Han realizado una propaganda participativa, capaz de evitar la disonancia y lo que es más importante, con gran persistencia en el mensaje, agravando así la crisis separatista catalana.

Resultado de imagen de la injerencia rusa en Cataluña

A esta tarea de desinformación, se le ha añadido la injerencia rusa, siempre negada oficialmente por los antiguos soviéticos pero ampliamente aceptada en los medios oficiales españoles. Los rusos se colocaron al frente de la mentira con sus habituales títulos grandilocuentes en todos los servicios de noticias, especialmente en el canal de televisión internacional Rusia Hoy ( Rusia Today, más conocido por sus siglas RT, en su versión de habla española ). que presenta durante 24 horas boletines de noticias, documentales y debates, destinados al mercado extranjero, desde el punto de vista ruso.

Allí se emitieron videos de fuerte impacto visual, con titulares como : brutal represión de la policía contra los votantes del referéndum catalán ; Cataluña elige su destino entre porras y balas de goma ; cargas policiales y violencia contra los votantes, durante el 1 de octubre ; y así un largo etc.

Las actividades de desinformación llevadas a cabo por Rusia, nunca se han interrumpido en el mundo occidental pero ahora las hacen de manera más desacomplejada, hasta el punto de haber intentado influir en algo tan sensible como el proceso electoral de otros países, de la envergadura de Estados Unidos ( desacreditando a Hillary Clinton para favorecer a Donald Trump) o Gran Bretaña ( apoyando la salida de la Unión Europea ).

En lo que a España respecta, la Audiencia Nacional tiene abierta una investigación sobre la supuesta presencia de espías rusos en la región catalana y su relación con el proceso independentista catalán.

9 comentarios sobre “LA DESINFORMACIÓN EN EL SEPARATISMO CATALÁN.

  1. Sabido el temas que con tanto acierto expones en tu articulo. Las redes sociales, televisión, prensa etc han contribuido poderosamente a desestabilizar Cataluña y por ende, España ,con los graves daños que no mencionaré por extenso pero que son de todos conocidos.

    Lo que verdaderamente me indigna es la desidia y la falta de ineficacia de nuestras autoridades que permanecen impávidas ante esta situación como si no fuera con nosotros.

    Desde mi punto de vista la mejor forma de combatir ese proceso de desinformación e imagen torticera que se quiere proyectar, es con “información veraz” a través de acciones diplomáticas, difusión en medios de comunicación, testimonio de personas y entidades relevantes etc con el objetivo de desvirtuar esa realidad deformada y, evidente es que no lo hacen o no saben hacerlo. En cualquiera de ambos supuestos resulta bastante indignante.

    Feliz domingo amigo Juan

    Me gusta

    1. Creo que aciertas plenamente en tu diagnóstico de la desinformación catalana y que yo comparto plenamente. La desidia para contrarrestarla está plenamente justificada por el Gobierno socialcomunista por el apoyo que los grupos separatistas catalanes le prestan en el Congreso de Los Diputados. Para que luego digan estos progresistas de pacotilla que ellos lo que defienden es el interés público… de sus intereses de partido, claro.
      Gracias por tu comentario, Antonio, como siempre. Un saludo.

      Me gusta

  2. Vayamos por partes. Cataluña le importa al Kremlin un pimiento. Incluso, España les interesa lo que puede interesar un país ESTRATÉGICAMENTE MUY BIEN SITUADO. Es decir, eso y no mucho más, comercio aparte. Sus ataques, por este lado, no están orientados per se a romper España, sino a fragmentar e incordiar a la Unión Europea, cuya mera existencia supone para Rusia un incordio mayúsculo. Por eso España, paradójicamente, tiene que reaccionar con mayor virulencia, pues no han de tomarnos tan a la ligera, es una torpeza por su parte y ellos lo saben. Debiera saberlo en principio su embajador en Madrid, a quien se le debería advertir sobre las GROSERAS y PREPOTENTES injerencias en nuestros asuntos, que en absoluto son los suyos. Y tomar nota para el futuro.
    La actuación de Borrell en Moscú ha tenido resultados más lacerantes que dañinos, es una metedura de pata pero no va muy lejos el tema. Sin embargo, la comparación que ha hecho ese pequeño Maquiavelo mefistofélico llamado Lavrov [el vulgo suele confundir a Maquiavelo con Mefistófeles, y en esta ocasión me sumo al vulgo], cayendo en la mayor ordinariez seguramente para más escarnecernos, ha ido más lejos de lo tolerable. Sí, ya sé que la venganza se sirve en plato frío, pero alguna reacción más contundente se ha dejado de notar…
    En cuanto a la desinformación, es importante distinguir la fuente, si se trata de un medio de comunicación privado o estatal. En todo caso se debe cortar por lo sano, pues no prima el derecho a la información (cuando es notorio que se busca lo contrario) sino la SEGURIDAD. Pero nunca está demás poner en evidencia la maniobra, en el sentido de desacreditar al medio de comunicación y al país emisor. No dejan de ser actos hostiles en las relaciones internacionales, y España puede y debe defenderse de ellos. ¿Lo hará?

    Me gusta

  3. Hola, buenos días, Don Juan:

    Excelente artículo como todos los que publicas, son una fuente fidedigna de información que debe conocer la ciudadania, de cómo nos tratan algunas administraciones públicas con la desinformación, y se le ha añadido, la presunta injerencia rusa, que investiga la Audiencia Nacional, publicando noticias falsas sobre el 1 octubre que la policía nacional machacaba a los ciudadanos catalanes, dándole fusta con la porra a diestro y siniestro, cuando era al revés,hostigados por los separatistas catalanes, que alguien de la Generalitat de Cataluña les pagará para actuar ilegalmente contra las fuerzas del orden público, como también han hecho en las pasadas Elecciones Catalanas, contra partidos políticos, especialmente VOX.

    El peligro de la desinformación y la intoxicación de las noticias es notorio y afecta a todos, estas técnicas son viejas, ya Adolf Hitler, hacía creer que un paraíso era un infierno y viceversa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .