EL TRATAMIENTO POLICIAL DEL RIESGO DE LAS MUJERES MALTRATADAS.

En la Secretaría de Estado de Seguridad, organismo dependiente del Ministerio de Interior, se encuentra el Área de Violencia de Género, donde se articula el Sistema VioGen ( Vio de Violencia y Gen de Género ) que no es más que un programa de seguimiento integral, en los casos de violencia contra la mujer, que recoge un fichero policial de Tratamiento de Datos, de carácter personal que, está orientado a la prevención de este tipo de delitos y a la protección de las víctimas.

Cuando se denuncia un caso de violencia de género ( agresión de un hombre a una mujer con la que se tiene un vínculo de pareja ), se da de alta en VioGen para valorar el riesgo que tiene la mujer de ser nuevamente agredida. Este trámite que tiene la apariencia de sencillo, no es nada fácil porque este tipo de delitos son muy particulares.

A menudo, la víctima acude a denunciar de forma poco concienciada y lo hace por un episodio muy concreto, sin decir todo lo que ha ocurrido con anterioridad a la agresión. Además, cabe la posibilidad de que sea necesario interrumpir su convivencia con su pareja. En este sentido, la aplicación informática trata de discriminar, en todos los casos, señalando aquellos en los que es más necesario volcar más esfuerzos policiales y judiciales.

El 40% de las víctimas por violencia de género

Así, cuando un agente atiende un caso, realiza una Valoración Policial de Riesgo ( VPR ) que consiste en rellenar un cuestionario, en base a la información que facilita la víctima, del maltratador, de los testigos ( si los había ) y que afecta no solo a lo que haya ocurrido sino que también a cuestiones de índole personal para comprobar la vulnerabilidad de la víctima ( tratamiento médico, familiares próximos, etc )

Si se confecciona de manera rigurosa, delimita las denuncias entre : riesgo no apreciado, bajo, medio, alto y extremo. Se trata de pasar el asunto al fiscal con los mayores datos posibles y que sea así más fácil conseguir una Orden de Protección del juez. Este sistema se implantó en julio de 2.007 y ya comprende más de medio millón de casos. En la actualidad mantiene activos alrededor de seiscientos mil ( 525.395 exactamente ).

Pero VioGen, no solo tiene en cuenta las predicciones del sistema en torno a unos algoritmos ya que el Policía también tiene la potestad de elevar el nivel de riesgo de forma manual, si lo cree conveniente. El problema que se presenta es que no todos los agentes están especializados en esta materia.

La Policía aplicará ya el nuevo protocolo para valorar el riesgo ...

En los grandes centros urbanos y las capitales de provincias, son mayores las probabilidades de que una víctima sea atendida por una unidad especializada puesto que su número es mayor que las desarrolladas en el mundo rural. Esta afirmación se basa en  las estadísticas ya que el 64% de las denuncias se producen en las ciudades y el 36% restante, en entornos rurales.

En muchos casos, lo que se busca es el anonimato porque en el pueblo todo el mundo se conoce. Aunque también tiene que ver que, en las zonas despobladas es más difícil acceder a las instituciones.

Desde de que se puso en marcha este sistema, no ha dejado de mejorar. El Plan de Seguridad Personalizado, con las medidas básicas que debe adoptar una mujer cuando está en riesgo, se ha actualizado  con arreglo a las nuevas tecnologías y desde marzo de 2.019, la herramienta informática es capaz de predecir que casos de los de riesgo no apreciado o bajo, pueden tener una reincidencia mortal.

La Policía aplica desde este miércoles el nuevo protocolo para ...

Antes, no había esa capacidad; ahora el sistema utiliza dos escalas y cuando detecta esa posibilidad, el caso pasa a catalogarse como medio o de especial relevancia. Lo que permite solicitar nuevas medidas, como las pulseras telemáticas que han mejorado mucho su eficacia.

VioGen, también tiene en cuenta que la mitad de las víctimas tienen menores a su cargo. En muchas ocasiones, ellas ni siquiera se plantean el riesgo que corren los niños y si han sido amenazados por el agresor en algún momento. Desde entonces, se han registrado 29.500 casos.

La clave de toda esta problemática está en denunciar la situación cuanto antes, algo que está calando en la sociedad como lo demuestra la media de crecimiento anual que se ha establecido en un 11%.

4 comentarios sobre “EL TRATAMIENTO POLICIAL DEL RIESGO DE LAS MUJERES MALTRATADAS.

  1. Enhorabuena, por tus ricos comentarios, explicando esta temática desconocida para el público en general,
    en la violencia de género hombre y mujer. Más bien a la mujer, que al hombre, aunque también existen casos.

    Todo esto está muy bien, y el día 25 Noviembre, dedicado No a la Violencia de Género. Tanto a la Violencia de Género, Separaciones y Divorcios, existe un conflicto de convivencia que no siempre se denuncia, craso error, para la víctimas del sexo femenino, o masculino, y toda la gran problemática que conlleva, si hay hijos, domicilio conyugal, trabajo etcétera.

    No siempre la víctima de género es la mujer.

    Yo creo en la paridad e igualdad como proclama VOX, y se defienda también los derechos de los hombres presuntamente ultrajados, de los hombres, que por vergüenza ajena no denuncian por las risas a que no les consideren “machos”, cuando existe una presunta o evidente infidelidad. Luego está muy mal el Derecho que
    protege siempre a la mujer en menoscabo de los hombres, la casa para la mujer, el hombre realquilado o en
    casa de sus padres, por ello, el foro catalán, y la separación de bienes gananciales, antes del matrimonio, debería
    ser fundamental. Así no hay conflictos en la partición de propiedades.

    La patria potestad, si no hay acuerdo, hay que dirimirla en los juzgados, la custodia de los hijos, visitas y ¿quién se queda la casa conyugal? casi siempre, la mujer.

    La separación de bienes por conducto notarial o judicial, después de casado, cuesta un pastón, con lo fácil es hacerlo antes del matrimonio, que es baratísimo,l de esto tenemos que aprender de los catalanes, la pela es la pela, el euro es el euro.

    Hablando con una vecina amiga, en el caso de las separaciones, sin que lleguen a violencia de género, me dice, que falta diálogo, crisis, hay en la mayoría de matrimonios con larga duración, todo se habla, se consensua y se dirime con mucho diálogo y comprensión del uno para el otro. Pero cuando genera violencia se debe denunciar inmediato, a las autoridades policiales, poniendo la correspondente denuncia en Comisaría de Policía y en manos de un abogado.

    La falta de valores, la rutina,la motonía, rompe el amor.

    Yo me casé en el año 1983 y seguimos vivos sin tirarnos los trastos a la cabeza, y alguna crisis en tantos años, pero nada que no se pueda solucionar afortunadamente.

    Los problemas deben dirimirse si hace falta con un psicólogo, en Asuntos Sociales de Familia, en alguna Institución social o religiosa, la mediación, y si es imposible solucionarse o se ha apagado o anulado el amor,
    o hay terceros o infidelidades, lo que se llama vulgarmente “cuernos”, en estos casos ,la separación o divorcio,
    porque la convivencia se convertiria en un infierno, si en una casa que no existe el amor. No existe la armonia
    o la paz.

    Me gusta

    1. En este artículo he hecho un comentario sobre el tratamiento policial que exige la normativa actual sobre las mujeres maltratadas pero no he emitido mi opinión sobre el asunto este. La violencia conyugal -mal llamada de género porque somos personas y no cosas- debería de recibir igual tratamiento para cada uno de los cónyuges -lo dice la Constitución Española: todos los españoles son iguales ante la ley- pero este socialismo radical que nos Gobierna, siguiendo la herencia de José Luis Zapatero, impulsa lo que ellos llaman “discriminación positiva” -vaya burrada lingüística- para favorecer descaradamente a la mujer y nuestro Tribunal Constitucional lo aprobó porque no supo aguantar las presiones del Gobierno zapateril ( según ha reconocido públicamente, Alfonso Guerra ). Entonces se mantiene -aunque rompa el enunciado constitucional- como política social del socialismo podemita con un claro sentido electoral. Y la derecha, que dispuso de toda una legislatura, con mayoría absoluta de Mariano Rajoy, ni la tocó pudiéndola haber suprimido sin ningún problema y habernos devuelto la seguridad jurídica que nunca debidos de perder. Ahora, los social-comunistas están desbocados y hasta han creado un ministerio -único en Europa, donde no pasa de Dirección General- de Igualdad donde su función real es perseguir al hombre como ser, atribuyéndole todos los males de la Historia y gastando verdaderas fortunas del dinero público para pagar informes que justifiquen su adoctrinamiento, del tipo ” el color rosa oprime y reprime a las niñas” que ha necesitado de más de doscientas páginas para llegar a esta conclusión y así poder cobrar casi trescientos mil euros.
      Gracias, Juan por tu comentario. Un abrazo como siempre.

      Me gusta

  2. Un eufemismo (sería mejor denominar al problema “Violencia contra la Mujer”, pero claro, le quitamos la pátina política) para un drama que afecta a lo más sagrado del ser humano: la LIBERTAD, la SEGURIDAD, y la DIGNIDAD. Cuando un policía se enfrenta a él, en la mesa donde redacta el atestado, trata de desmenuzar sus pormenores hasta en los pequeños y prosaicos detalles, a fin de que Juez y Fiscal conozcan los hechos en su mayor amplitud posible. Ahí debiera acabar la actuación policial, completada con las medidas pertinentes para asegurar las pruebas, la seguridad de la víctima, y la identificación y detención del “presunto”. Pero no, hete aquí que el Sistema quiere complicar la vida del funcionario policial, obligándole a valorar forzosamente de modo SUBJETIVO (aunque sea deduciendo de hechos objetivos) el pasado, para así determinar un futuro que estará (¿quién lo duda?) en poder de los hados. El pobre funcionario no podrá decidir sobre el presente, pero sí tendrá que calcular el futuro. Con lo sencillo que sería enviar al juez el atestado y una copia al fiscal, y que éste pida (a la vista de lo actuado, no consultando a los oráculos) las medidas cautelares que estime convenientes. No hemos superado por lo que veo los augurios de los pollos sagrados, esos que el cónsul romano Publio Claudio Pulcro arrojó al mar por la borda por no querer comer (pésimo augurio). No tuvo buena suerte Pulcro, y tampoco la tendría el funcionario que, llevado por un chupito o un día jocoso, decidiera erróneamente que el “presunto” tiene el peligro de un conejo casero, con resultado fatal. Mejor ser previsor, sea exagerando al conejo. Yo lo hice alguna vez, y no me fue mal, aunque el conejo, el juez y el jefe, arrugaran el hocico. Allá ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .