EL SEXO DE PAGO ( 1 ) : EL CLIENTE.

La cultura de la inmediatez, el deseo de obtener -de forma rápida y sin esfuerzo- el sexo sin compromiso y la oferta masiva de prostíbulos y picaderos ; han sido factores claves para que cambie el perfil de los nuevos usuarios de la prostitución que, cada vez, son mas jóvenes pese a haber nacido después de la revolución sexual que se inició en la década de los 60 del siglo pasado, alcanzar su máximo desarrollo entre 1.970 – 80 y mantenerse hasta nuestros días.

Sin tabúes, sin estigmas y hasta sin consideración, el acercamiento a la prostitución por parte de las nuevas generaciones -mujeres incluidas- resulta algo socialmente aceptado. Son muchas las despedidas de soltero que terminan en un club o con compañía de pago.

La oferta es amplia y variada y además, vista como una opción de ocio por los jóvenes que, sin reparar en la trastienda del negocio -a menudo en manos de las mafias- están contribuyendo a que el perfil del cliente se transforme y baje su edad hasta los 30 años de media.

A la mayoría de nuestros hijos y nietos, ligar les cuesta mucho trabajo y además no tienen ninguna garantía de éxito, ( aunque no sepan que siempre ha sido así ), excepto para algunos privilegiados. Piensan que tienen que darle rollo a una chica durante horas ; decirle cosas que le puedan agradar, especialmente de tipo romántico ; invitarla a unas copas o a cenar -si eres pudiente- ; y después entra dentro de lo posible que no quiera tener nada contigo o que te diga que sí para ennoviarte.

Así que muchos de ellos se van al puticlub más cercano, pagan el servicio acordado y se desahogan. De esta manera, las cosas son más sencillas. Otros desearían irse a Cuba, donde según cuentan los que han ido -o eso dicen- por un pintalabios o un par de medias, tienes todo el sexo que quieras y sin compromiso alguno..

Resultado de imagen de sexo de pago

Nuestros jóvenes, hoy en día, tienen las ideas muy claras : para qué complicarse la vida si por 50 euros puedes disfrutar de un servicio completo en un club. Quien se lo ofrece y en las circunstancias que viva la profesional que se lo presta, no le preocupa en absoluto.

Despedidas de soltero, celebraciones deportivas, cenas de empresas, cumpleaños, mayorías de edad, remates a una noche de juerga o alivio rápido tras una jornada de trabajo. Las motivaciones pueden tantas como los tipos de clientes. Pero el denominador común aparece cada vez más claro : cuanto más rejuvenece la clientela, más aumenta la visión de la prostitución como parte integrante de la oferta de ocio.

El perfil del usuario masculino de esta práctica, en España, es sensiblemente más joven que hace 10 o 15 años. Entonces era un hombre casado, con cargas familiares y mayor de 40 años. Ahora, abundan chicos de 20 a 40 años, muchos de ellos con estudios universitarios.

Parece que, lo que ha cambiado en los últimos tiempos es la percepción social de la prostitución aunque muchos jóvenes siguen todavía debutando en el sexo, a través de las meretrices. Un abanico amplísimo de ofertas, una mayor permisividad y un nivel adquisitivo más alto que antaño, hace que los chicos se aproximen a ella. En definitiva : producto abundante y asequible para todos los bolsillos. Si a eso se le añade una parte lúdica, divertida y atractiva, muchos jóvenes -sin pareja- de 20 a 25 años, no se lo piensan.

El factor grupal también cuenta. Si alguno de los amigos, ha acudido a la prostitución y transmite una experiencia positiva o incluso entusiasta, es fácil que contagie al grupo con razonamientos del tipo : es que son auténticas profesionales ; a estas puedes pedírselo sin rodeos o saben hacer muy bien su trabajo, acaban convirtiéndose en clichés que se repiten y perpetúan.

Ahora, en esta actividad alegal y muy extendida en la sociedad, entra la política y el Partido Socialista Obrero Español ( PSOE ) quiere abolirla. Durante el pasado mes de mayo, registraron en el Congreso de los Diputados una proposición de ley que pide la prohibición de un negocio que, en la mayoría de los casos, vive de la explotación de las mujeres.

La idea es encarcelar a los proxenetas y dueños de los burdeles y la clausura de los locales; fuertes multas para los usuarios e incluso, prisión si la mujer prostituida es menor de edad o en situación de vulnerabilidad. Las multas a los clientes serán, de forma general, de 12 a 24 meses -el importe por día lo fijará el juez- . La propuesta exime de toda responsabilidad a las mujeres prostituidas a quienes considera víctimas en su conjunto y a las cuales pretende extender las ayudas que ahora tienen reconocidas las víctimas de violencia de género. Nada nuevo bajo el sol aunque con algún nubarrón que otro.

Si la norma es aprobada en lo que queda de legislatura, significará el cierre inmediato de todos los burdeles españoles y el encarcelamiento de cualquiera que se enriquezca con el ejercicio de la prostitución, sea el beneficiario, un simple chulo o el dueño del local, barra americana o piso. Dará igual si las mujeres trabajan forzadas o voluntariamente. En definitiva, promover o ayudar a la prostitución, será ilegal y un delito en todos los casos. Igual que ahora pero con campaña política.

Los informes y estudios realizados hasta la fecha, sitúan a España en el tercer puesto a nivel mundial y el primero en Europa, con más clientes en los prostíbulos. También indican que, entre el 20% y el 40% de los españoles, han pagado alguna vez por tener sexo, con un notable crecimiento entre los chicos de 18 a 25 años. Las estimaciones policiales apuntan de que en España puede haber en torno a unas 40.000 prostitutas que moverían unos 20.000 millones de euros al año, convirtiendo así a España en una de las industrias de proxenetas más potentes de Europa. Y añaden que, según sus cuentas, las chicas son forzadas -mayoritariamente- al ejercicio de la prostitución y que el 80% de ellas son extranjeras, procedentes de todos los continentes y razas.

En resumen y por razones de oportunismo político, la parte socialista del Gobierno de la Nación, quiere arrebatar a sus socios populistas y comunistas, el trofeo de la abolición de la prostitución, asunto que divide al feminismo patrio ya que cuenta también con partidarios de su regularización.

9 comentarios sobre “EL SEXO DE PAGO ( 1 ) : EL CLIENTE.

  1. Acabo de leer tu artículo sobre el tema dela prostitución, muy documentado como todos los que escribes.

    El oficio de la prostitución es el más antiguo del mundo como todo el mundo sabe. y los tiempos han cambiado poniendo como siempre los intereses políticos, a la realidad de los asuntos que existen en nuestro país.

    La persecución a cualquier hombre, por el sólo hecho de serlo, es suficiente para condenarlo si una mujer lo denuncia, aunque sea por piropearla, por lo tanto es comprensible que los hombres tanto jóvenes como mayores, no quieran correr riesgos ante una situación comprometida, en una cita de posible relación amorosa, y opten por un contacto profesional y sin riesgos aparentes.

    Se ha perdido el arte de ligar entre los dos dos sexos, que toda la vida ha existido sin más consecuencias que los noviajes más o menos duraderos, y muchos matrimonios para toda la vida.

    Si la profesión de prostituta estuviera estuviera legalizada, con todas las de la ley como autónomas, declarando sus ingresos y pagando sus impuestos, seguramente se evitarían muchos problemas. Además las leyes que han impuesto las feminazis que hay en el gobierno, está confirmado que no dan el resultado que creían.

    La juventud actual que tanta libertad tienen para sus relaciones, tienen el contrasentido del temor a las consecuencias que se derivan por las reacciones de las mujeres, sobre todo si son rechazadas por el hombre en cuestión, ya que ahora los tiempos han cambiado y el acoso es mutuo.

    La prostitución no se acabará por muchas medidas que impongan, no se puede evitar lo inevitable, y si lo vemos con imparcialidad, tenemos que reconocer la labor social que han representado durante tantos años, y que seguirá quieran o no quieran los políticos oportunistas, que no están preparados para solucionar problemas, sólo para crearlos y mantenerse en los cargos donde ellos y ellas se prostituyen todos los días impunemente.

    Legalización y control tanto económico como sanitario, así se acabaría con los proxenetas y explotadores de las mujeres, con mejores soluciones y más seguridad para todos.

    Un abrazo.

    Me gusta

    1. En el artículo, he querido reflejar, una nueva contradicción en el el Gobierno socialcomunista que disfrutamos que, van siendo reclamando derechos para lograr apoyos electorales y luego los eliminan cuando están en el poder. En estos años llenos de libertinaje, aparece una prohibición…. ¡ qué casualidad !. Años reivindicando que el cuerpo de la mujer es de ellas y ahora se lo quieren quitar…¡ en qué quedamos !… en lo de siempre… en oportunismo político. La prostitución es un tema muy complejo, que necesitaría un amplio debate que contemplara todas las posiciones de manera relajada y sensata y que nadie ha pedido, Se trata de un duelo entre los socialistas y los ultras de la extrema izquierda, para ver quién se apunta el tanto de este supuesto avance social que nadie les ha solicitado, sin contar con las partes interesadas e imponiendo una prohibición cuyas medidas más importantes ya se encuentran recogidas en la normativa actual y que ellos interesadamente omiten para hacernos creer que aquí no se hacía nada hasta que ellos han llegado…
      Gracias por tu comentario, Fernando. Un abrazo.

      Me gusta

  2. EL SEXO DE PAGO (1) : EL CLIENTE

    Buen tema como todos los que tratas, y bien documentado don Juan

    Yo creo que falta educación sobre la sexualidad, en la familia, en la escuela, en la Universidad, y en la sociedad.

    La prostitución ha existido desde que el mundo existe, y han sido un fracaso todas las medidas de prohibición, a lo largo de la historia.

    Ha sido una válvula de escape, para los jóvenes de encontrar sexo rápido, por la falta de otros principios, y la prohibición es la que uno mismo se imponga de que esto es una explotación más, y denigración de la mujer; lo que pasa que mucha no encuentra un trabajo más remunerado, en el mercado de trabajo, por su falta de estudios, un desamor, o por otras razones, de encontrar dinero rápido.

    La prohibición radical, conlleva a que muchos busquen otras alternativas más graves como la violación de mujeres, que puede hacer peor el remedio que la persimidad o la tolerancia.

    La Fiscalía rechaza considerar la prostitución un trabajo: Ni el proxeneta es un “empresario” ni la mujer prostituida, una “trabajadora”,

    La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha rechazado el criterio del juez instructor de la “Operación Pompeya” de considerar a las prostitutas como “trabajadoras a efectos tributarios”, y ha recurrido el auto de procesamiento dejando claro que “ni el proxeneta es un “empresario”, ni la mujer prostituida, una trabajadora.
    En este contexto la Fiscalía recoge varias resoluciones del Parlamento Europeo que reconocen la prostitución y la explotación sexual como “violaciones de la dignidad humana”.

    Tradicionalmente en los países católicos ha habido tendencia a ver la prostitución como un mal inevitable, apoyándose en las teorías de San Agustín y Santo Tomás de Aquino; mientras que los países protestantes y los islámicos han sido más proclives a la siempre prohibición. Las políticas concretas que se han llevado a cabo al respecto han oscilado según la correlación de fuerzas mundial y los valores predominantes en cada época, entre la tolerancia y la criminalización, sin que ambas opciones difieran demasiado en la práctica, ya que en un caso como en otro lo que se trataba DE SALVAGUARDAR ERA LA MORAL PÚBLICA, LA FAMILIA Y LA SALUD DE LOS CLIENTES, Y NO LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES SEXUALES.

    Recuerdo en mi época de joven estudiante, años 60, época franquista que por en Puente Viejo estaban las “pajilleras” que por un precio popular, se dedican hacer “pajas” a los estudiantes.

    Había un practicante gay de la farmacia detrás Banco de España, que por Avda. Alfonso X el Sabio, habría su cartera enseñando un manojo de billetes a los estudiantes, con el fin de corromperlos p prostituirlos sexualmente para obtener dinero fácil, sabiendo de las carencias económicas de los estudiantes.

    Y el barrio de la prostitución, estaba palarela , a la espalda a la calle Santa Teresa, Plaza Mayor, de Murcia. De la Murcia de los años 60, lo sé porque trabajaba en los Sindicatos, muy próximo al lugar

    Hay pisos “francos” en muchos barrios de Murcia, donde ejercen la prostitución, pagan sus recibos a la Comunidad y llevan una vida disimulada.

    Para los estudiosos del tema, hay un libro titulado: La Prostitución: El Espejo Oscuro, escrito por Dolores Juliano, año 2002 Editorial Icam. Institut Catalá d`Antropología ISBN-84-7426-559-2

    Me gusta

      1. que este Gobierno tan progresista quiere liquidar así, por las buenas, sin debate alguno y sin necesidad perentoria. Un tema tan complejo requiere una exigencia popular que no se ha dado -nadie la ha pedido- y dar participación a quienes quieran ejercerla de manera voluntaria.. El proyecto de ley se ha presentado como parte de una carrera política contra Podemos, para ver quién es más progresista de los dos y lo demás importa poco. Es mero oportunismo político.
        Gracias, Juan por tu comentario. Un abrazo.

        Me gusta

  3. Buenos y calurosos dias: No sabía con detalle como estaba este espinoso asunto en el Congreso, aunque sí sabía que nuestros «queridos diputados» estaban en ello; la verdad es que cada vez me interesan menos los asuntos públocos por aburridos e ineficientes y concentro mi energía en mi vida personal.
    En una sociedad donde el sexo y su entorno y repercusión social–por fin–ha dejado de ser un asunto oscuro y algo lúgubre, ya era hora de poner las cartas boca arriba, el artículo lo veo acertado en fondo y forma aunque no soy entendido en el tema. Hoy día, donde la sociedad ha desmitificado el sexo, donde los jóvenes tienen entre sus amigos a todo tipo de personas de diversidad sexual (lo sé de fuentes fidedignas y directas), donde el sexo es poco mas que un deporte o tomarse un cubata, pues esto había que abordarse. La situación de aleaglidad existente era la peor. Aún rezuna, por desgracia, la cantidad los prejuicios derivados de la religión en Europa, donde se ve la diferencia entre países de cultura católica y los de protestante, anglicana o como se llamen: Los primeros siempre cautos en esto, los segundos mas abiertos y mercantilistas; lo vemos en Alemania o Países Bajos, frente a España o incluso la liberal y republicana Francia, mas restrictiva que nosotros aún en este asunto.
    Mi opinión es clara: No veo por qué si va a un restaurante o al cine hay que pagar impuestos y todo legalizado, y, si se va a un club de alterne o similar, todo es distinto; ambos servicios son, hoy día, considerados como necesarios y normales.
    Como casi siempre, las soluciones propuestas son malas, «vamos de guatenala a guatepeor», somos así en España. La solución es sencilla: Trabajadoras del sexo (se hacen llamar alguna así) y trabajadores (que también los hay y muchos)…a pagar impuestos. Sea como autónomos, sea como empleados, y todos contentos, el primero el Estado. E inspecciones laborales como a cualquier otro autónomo o empresa; y los furtivos con sanciones diversas administrativas, expulsiones a sus países o como corresponda, el trabajo en negro debe ser castigado, la gente debe pagar impuestos y tener contrapresatciones por ellos, desde las putas a las empresas del IBEX. Aplaudo con muchas reservas que haya una ley por mala que sea, ya se mejorará, pero la situación existente, los oidos sordos no resuleven los problemas, era la peor. Saludos

    Me gusta

    1. Sigo insistiendo -como en los comentarios anteriores- que el asunto de la prohibición de la prostitución es uno más de los problemas artificiales que la parte del Gobierno socialista que dirige nuestro destino, ha planteado en este momento como fruto de la carrera que sostiene con la otra parte del Gobierno de coalición, la del ala comunista, para ver cual de los dos protege más a las mujeres. Se trata de algo – la prostitución- que no provoca debate alguno, perfectamente asimilado por la sociedad española y que ya forma parte de la cultura del ocio, como digo en el artículo.
      Desde el ámbito de la represión de todos los explotadores de este suculento negocio, la normativa legal vigente castiga a todos los que se benefician de ello y protege a las chicas que se ven forzadas. Tampoco se aprecia un avance colosal en este sentido.
      En definitiva, tema innecesario, complejo, sin debate y con mucha prisa por tramitarlo. Oportunismo político puro…
      Gracias José Manuel por tu comentario. Saludos.

      Me gusta

  4. Saludos Juan. Poner prohibiciones en vez de legalizaciones al oficio más viejo del mundo, es propio de corruptos hipócritas, cuanto menos maquiavélicos.
    Debido a la dictadura progre de la ideología de género, que aboga por un feminismo aberrante que a su vez deriva en una desigualdad jurídicamente peligrosa y desfavorable para todo varón heterosexual !hoy más que nunca la prostitución tiene todo el sentido del mundo!
    «Las relaciones sexuales consentidas»… son una trampa legislativa que en su inclumplimiento,conlleva leyes de cárcel de entre 4 y 12 años -o algo así-. !Y no estamos hablando de violación pura y dura!
    Esta es una de las últimas barbaridades salidas de ese diabólico ministerio comunista de la igualdad. Cualquier chica -que no chico-, que alegue que su relación sexual no fue consentida, acabará con cualquier chico del género masculino para toda su vida, y sin necesidad de prueba alguna. Bastará con su palabra. Exactamente igual que la s leyes de la violencia de género.
    Y lo siento mucho Juan, pero los que no habéis sido víctimas de tal virulencia judicial, no teneis ni idea de la injusticia que tales leyes conllevan. Solo se habla, a través de las furcias mediáticas, de la violencia de género contra la mujer. Y te puedo asegurar, que en muchos casos es inducida por esas propias leyes. Pues aquellos que nos hemos visto perseguidos, detenidos, y presos por denuncias gratuitas de cualquier fémina que, a capricho quisiera a cualquier másculo dañar, sabemos de lo que estamos hablando. Hemos sufrido la vejación, el atropello, el descrédito social, y todo el peso de injusticia precisamente a través de esas leyes. En otras palabras: !Somos culpables hasta que demostramos lo contrario! si es que podemos demostrarlo… Y es que la palabra del uno contra la del otro¡… !pende en beneficio o perjuicio de su identidad genital… y poco más!
    Y es en esos momentos de desamparo e injusticia, donde te sientes por primera vez en una especie de medievo, con tu libertad amenazada y puede que algo más…
    Juan, no te puedes imaginar lo que se te llega a pasar por la cabeza. Si de repente tu vida está acabada, con una sola llamada de una fémina cualquiera a la comisaría, es muy posible que uno acabe de rematar su vida con el suicidio, o puede que algo más…
    Esta es la cara B de tal abominables leyes. Las que en su reverso no conocéis. Ni de las que nadie os cuenta. Os parece que todo vale con tal de eliminar la violencia de género sin atreveros a indagar su lado oscuro, su último objetivo. Acabar con la familia tradicional es el fin último de esta sociedad degenerada, enferma, decadente. Y como no, para conseguir tal fin es imperativo acabar con el macho alfa, el caballero, el padre de familia, el esposo. Por contra hay que empatizar con la homosexualidad, el aborto, etc.
    La falta de feminidad de las chicas contemporáneas, no es tampoco una actitud casual. Ambos géneros se ven desnaturalizados como nunca en toda la historia de la humanidad. Detrás, toda una sarta de ingenieros sociales al servicio de los contubernios globalistas.
    Todo influye para que, de una manera sensata, los jóvenes se beneficien de las ventajas de acudir a la prostitución.
    ¿De verdad quieren prohibir la prostitución? es como ponerle puertas al campo. Sin embargo, las multas se convertirán en un gran negocio.
    Y en lo que a las prostitutas como condición de esclavas se nos viene vendiendo , y hablo también por propia experiencia, !es casi todo mentira! Haberlas hailas, pero son casos aislados.
    Durante décadas,he firmado contratos con inversores extranjeros en los mejores puticlubs de España. Exactamente igual que lo hacía mi padre. En cierto modo yo trabajaba allí, al igual que ellas. Es decir, no iba por placer sino por la propia demanda de mi clientela. Y, como nunca entendí del todo el que una mujer se acostara con hombres solo por dinero, recuerdo largas noches de tertulia con prostitutas al respecto. Todas estaban encantadas de ganar tantísimo dinero, que de otra forma jamás ganarían. Unas sacaban hijos adelante, madres, y demás miembros de familia. A otras literalmente, !les encantaba el sexo!
    Decían que ellas eran libres de elegir acostarse o no, con un cliente. Además, en muchas ocasiones ganaban más con las copas de alterne, que con el sexo en sí. En uno de Alicante con cierto glamour por ejemplo, algunas aseguraban ganar hasta 10.000€ al día… !y estaban encantadísimas!
    Hoy solo veo hipocresía e injusticia, en el país más acabado de Europa !España!
    40 años de un régimen que ha legislado más de 800.000 leyes a favor de prohibiciones y recaudaciones por mucho que ellos lo llamen regulaciones. Nunca en la historia de España hubo tanta prohibición y recaudación… paradójicamente en el nombre de la libertad.
    Que nadie se sorprenda que sean las propias prostitutas las que acaben con el despótico «ministerio de la igualdad». Y ya de paso… !con el de la verdad!
    Quien me iba a decir a mí, que las putas serían el último frente de libertad, contra un régimen orwelliano, distópico.

    Me gusta

    1. Ya ves hasta nos han llevado estos progresistas de salón que siguen siendo unos indocumentados a pesar de leer tantos libros…equivocados. De todos es conocido que no hay mayor desigualdad que las políticas de igualdad de los Gobiernos de Zapatero y los de Sánchez, ahora. La denominada -intencionadamente- violencia de género no es más un clamoroso caso de discriminación por razón de sexo, contraria al principio constitucional de que todos los españoles somos iguales ante la ley y no se nos puede diferenciar por razón de sexo, raza, religión…
      La radicalidad de estas políticas, nos han dejado a los hombres a los pies de los caballos, totalmente indefensos y al albur de cualquier mujer despechada que quiera vengarse de cualquier fracaso amoroso. Han llegado tan lejos como a despojar a los hombres de la categoría de personas para rebajarnos al nivel de animal por eso han logrado que a nivel social a este tipo de agresiones se le conozca como violencia machista…
      Respecto al asunto de la prostitución, no es más que un tema recurrente que divide al feminismo en su carrera de quién es más progresista. Es una pugna entre las dos alas que conforman este Gobierno para ver quién llega más lejos. Es una medida en la carrera política de ambas formaciones, que nadie ha pedido, que no hay debate en la sociedad, que es un asunto muy complejo para despacharlo así, por la vía rápida, sin consenso y sin escuchar a las partes interesadas. Se trata de una ocurrencia artificial para tener entretenido al personal.
      Gracias por tu comentario, JuanGa. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.