LOS COSTES POLÍTICOS DE LA GESTIÓN DE LA PANDEMIA CHINA.

Cuando se ha cumplido un año del inicio del coronavirus chino en España que motivó la declaración del Estado de Alarma del que aún somos prisioneros, es hora de hacer un balance de la calidad de la gestión gubernamental de esta crisis. Creo que todos hemos visto un Gobierno inoperante pese a tener a su disposición una sanidad bastante razonable que había funcionado bien durante mucho tiempo.

En cuanto pudo, el Presidente del Gobierno y a la vista del desgaste político que llevaba consigo que el Ministerio de Sanidad asumiera la responsabilidad en esta pandemia, la trasladó a las Comunidades Autónomas sin que estuvieran preparadas para ello.

Esto ha sido posible porque tenemos un Gobierno sin escrúpulos que ha usado los mecanismos perversos de la democracia y ha aprovechado -además- su guerra cultural en la que lleva inmerso desde su investidura que es, en el fondo, una batalla ideológica. Se maneja bien en la propaganda y sabía que cualquier herramienta excepcional que pudiera crear -gracias al singular escenario provocado por el virus chino- se podía consolidar y convertir en algo definitivo como está sucediendo con las diversas prórrogas del Estado de Alarma y del que ya ha anunciado -para ver si cuela- una nueva ampliación.

No hay que olvidar que llegaban para derogar la ley mordaza – que no es más que como la extrema izquierda denominó a la actual Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana- y hay que ver cómo estamos ahora, después de haberla aplicado hasta la saciedad. Se ha llegado a un sistema de abuso que nos parecía impensable, sin control parlamentario y con la superioridad moral de la izquierda por delante. Todo al servicio de la tesis de que no existe la crítica moral hacia ellos.

El Consejo de Europa pide que la reforma de la 'ley mordaza' elimine "la  injerencia desproporcionada" en la libertad de expresión

La respuesta ciudadana ha sido de una disciplina envidiable, con un coste altísimo en renuncia de derechos y libertades. Algunos de ellos fue encerrarnos tres meses en casa. Se ha ocultado el drama; las cifras; se ha escamoteado la información y la gravedad de lo que estaba ocurriendo; los fallecidos y su imagen; al tiempo que se pedía a la población un comportamiento heroico con algo que no era otra cosa que la fiabilidad en la palabra del Presidente del Gobierno que se hartó de decir que no había otra manera de hacer las cosas. ¡ Claro que la había !… pero no era la que a él le convenía.

Después de todo, menos mal que esta crisis la ha gestionado un Gobierno socialcomunista porque de haberle tocado a un Gobierno de otro tipo, la tensión social hubiese sido brutal, con independencia de si lo hubiese hecho mejor o peor, dado que gran parte de los que entendemos como movimientos sociales han demostrado que no son otra cosa que correas de transmisión de los partidos políticos a los que sirven y son controlados por las generosas subvenciones públicas que reciben.

Aunque esta percepción parezca deprimente, no se debe de caer en una actitud de resignación. Existía otra posibilidad que hubiese aceptado España entera, por sensata y cabal : un Gobierno de concentración que no se encanallara ante un reto tan importante y depurara de paso, nacionalismos trasnochados que tanto daño nos están haciendo.

Las lecciones que España tiene que aprender de China en la crisis del  coronavirus

Se ha perdido el pudor en el ejercicio de la mentira y su listado sería interminable y fatigoso. Esto ocurre porque los miembros del Gobierno se sienten impunes porque piensan que son los que administran la moral y tienen la justificación instrumental. Solo hay propaganda y detrás de ella, nada. Tratan al votante desde un plano infantil porque saben que no reaccionan aunque descubran el truco y como lo rentabilizan. Esa es la novedad perversa que nos está dejando esta pandemia china.

A tenor de esto, las democracias modernas parecen diseñadas para tratar con votantes ignorantes e imitan el modelo de mercado económico porque como consumidor, pongamos por ejemplo, no necesitas saber cocinar para elegir al mejor cocinero. Por eso, este socialismo podemita ha encendido el debate ideológico cuando el nivel educativo es más bajo que nunca. Por eso, palabras como comunista o facha ya no significan nada.

4 comentarios sobre “LOS COSTES POLÍTICOS DE LA GESTIÓN DE LA PANDEMIA CHINA.

  1. Tu valoración no puede ser más acertada. Estamos gestionados y gobernados por una panda de manipuladores, de las clases más bajas y de aquellos con baja formación, a quien saben convencer históricamente muy bien.
    Como nos ha ido?, mal muy mal, pero la sensación, para algunos, que no se podía haber hecho mejor ante una situación así…los que nos gobiernan es lo que trasladan a las masas…y algunos se lo creen.
    Nos han mentido permanentemente, se ha demostrado en todos los medios todas las trampas que han podido hacer sin escrúpulo alguno, a pesar de que en este caso lo que muchos se han jugado es la vida.
    No tienen límites, no hay pudor, todo por estar en el poder. El poder por encima de todo.
    El bienestar social, la sanidad y la educación, son 3 pilares básicos en un gobierno (entre otros…). Se lo han pasado por el forro…
    Y un año después, con suerte algunos de nosotros de poder contar con nuestros seres queridos y nuestros empleos, aquí estamos, esperando una nueva prórroga del estado de alarma, privados de libertad, sin vacunar y permanentemente sometidos a sus mentiras….

    Me gusta

  2. Pues sí, parece ser que a esto se le llama–por parte de algunos, sobre todo políticos–democracia avanzada. Por eso España se encamina a un Estado fallido, algo que se comenta cada vez mas en Bruselas. 😦

    Me gusta

    1. Como bien apuntas, como deje de ayudarnos la Unión Europea….. no se qué puede pasar. Ruina política y económica, calles ardiendo, desempleo brutal,…..menudo panorama. Nuestro Presidente ha pedido hoy un helicóptero para desplazarse -con su familia y amigos- a Doñana, para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa….un ateo confeso, en lugar de estar preocupado por la lista de afectados por el virus chino y la manera de frenarla. Esto es un verdadero progresista y lo demás son tonterías.
      Gracias José Manuel por tu comentario. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .