LA JORNADA POLICIAL DURANTE LA PANDEMIA.

 

Llevamos casi un mes ya, de un Estado de Alarma que nos ha llegado a encerrar en nuestros domicilios durante las 24 horas del día, para protegernos a nosotros mismos y como medida de seguridad también para ayudar a frenar a esta pandemia que está asolando a medio mundo.

Para que no haya incumplimientos, las patrullas policiales han intensificado sus esfuerzos para encontrar a los ciudadanos que intentan burlarse de las normas, por los motivos más variopintos: abusar del número de veces necesarias para ir al supermercado, a la farmacia o al cajero bancario; pasear al perro por media ciudad; organizar fiestas entre familiares o amigos; escapadas de fin de semana o de puente; etc.

Aunque durante los primeros dias del confinamiento se estuvo avisando, se han llegado a enfrentar con situaciones bastante llamativas : paseos con patinete; motoristas sin casco de protección; circular por direcciones prohibidas; visitas al veterinario sin la mascota… Lo que les ha obligado a tener que realizar centenares de miles de propuestas de sanción. Durante la quincena de encierro total, la media de multas por cada turno de trabajo de 8 horas, ha llegado a ser de 15 a 20 en las ciudades de tipo grande y medio.

Todos los Cuerpos Policiales, sean de ámbito estatal, autonómico y local, se han tenido que emplear a fondo pese a que, había dias que parecían domingos con apenas tráfico, los comercios cerrados, sin gente en la calle… Han tenido a su favor el que, los delincuentes tenía que estar también recogidos y pocas fechorías podía hacer sueltos por ahí. Las primeras estimaciones de los responsables policiales hablan de una reducción del orden del 50% en la estadística criminal.

Un conductor se da a la fuga en un control policial e intenta ...

Cuando se impuso la reclusión el pasado 14 de marzo, era habitual encontrar a grupos de adolescentes en las calles que pensaban que aquello no iba con ellos o que salían de casa a fumarse un cigarrillo con un amigo pero con el paso de los dias, la gente se ha ido concienciando y ahora el cumplimiento es prácticamente generalizado.

Aunque siempre aparecen los irreductibles que no les dejan más remedio que sancionar ante su negativa a los reiterados requerimientos o incluso a detener por sus graves resistencias o agresiones. Entre estos, destacan los indigentes y sin techo que no son fáciles de manejar y se les deriva a los servicios sociales municipales.

En los diversos turnos de trabajo, no toda la actividad es desagradable sino que también hay momentos reconfortantes por la gente que les ha dado las gracias por su trabajo o se les acercan para entregarles guantes o mascarillas. A las 8 de la tarde, cuando los vecinos salen a aplaudir a los balcones, también se vuelcan con las patrullas de servicio porque si bien los sanitarios están en la primera línea de batalla contra el coronavirus, los Cuerpos Policiales están a solo medio paso detrás.

Durante estas semanas, ha aparecido un fenómeno nuevo que les llena de satisfacción, lo que popularmente se ha llamado como la Policía del Balcón, que no son más que los propios vecinos que alertan a través de las centralitas telefónicas, de la presencia de aquellos otros que no respetan las normas. El balcón, se ha convertido en estas fechas para muchos ciudadanos, en su vía de escape y están mirando continuamente a la calle y detectando a los que deambulan por ella sin motivo justificativo alguno.

Controles de la Ertzaintza y policías locales para evitar ...

El trabajo habitual de las patrullas policiales durante estos dias, ha cambiado las rutinas que eran más frecuentes. Ahora, el 80% de las situaciones que atienden tiene que ver con el período excepcional al que nos ha llevado la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento. Antes, estaban más pendientes de los robos, los tirones, los barrios marginales, etc.

Aunque el grueso del trabajo más visible por los ciudadanos lo hacen las patrullas uniformadas, las Unidades de Investigación que van sin él, no han bajado la guardia por la disminución de la criminalidad y siguen trabajando al nivel que nos tienen acostumbrados. Dentro de ellas, destacan las encargadas de combatir la violencia de género, cuyos agentes no paran de realizar llamadas telefónicas a las víctimas que tienen asignadas para que se sientan atendidas y protegidas.

Los que vigilan internet, están avisando a la población de los bulos y estafas que van detectando y las cuentas oficiales en las redes sociales ( Facebook, Twitter, Instagram…) no paran de dar mensajes para mentalizar a la ciudadanía en general, para mitigar la reclusión.

Sucesos | Primer detenido en Málaga por desobedecer la cuarentena ...

Ha habido quejas ( denuncias judiciales incluidas ) a través de los sindicatos policiales, de la escasez de material para una protección eficaz durante los turnos de trabajo, que se han ido corrigiendo a medida que se ha podido distribuir el mismo, conforme iba llegando.

También ha habido numerosas donaciones de particulares y empresas que han preferido el anonimato y que han ayudado a disminuir el riesgo de contagio. Numerosos agentes han llegado a tener que pagar de su bolsillo el material sanitario necesario cuando lo encontraban en las farmacias. Todas esas acciones no han  podido evitar que centenares de Policías se hayan infectado y a otros pocos -desgraciadamente– les está costando la vida.

Una medida organizativa de carácter interno que sí se ha demostrado eficaz, ha sido la de mantener fijos a los mismos agentes que forman la patrulla para eludir la rotación constante y habitual para atajar la propagación del virus y en determinados vehículos, como las furgonetas, reducir el numero de sus componentes.

 

 

 

10 comentarios sobre “LA JORNADA POLICIAL DURANTE LA PANDEMIA.

  1. Una vez más, con motivo de esta pandemia se pone de manifiesto la existencia de las dos Españas; una, la que forma nuestra deprimente y asquerosa clase política, y otra, absolutamente mayoritaria compuesta por; las instituciones y colectivos -Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas, sanitarios (desde cirujanos a personal de limpieza), servicios de limpieza viaria y recogida, etc-, y por supuesto, la inmensa mayoría de los españoles, que siguiendo las recomendaciones de, quienes se supone que de esto saben, no nos queda otra que mirar por la ventana o el balcón, como muy bien indicas.
    Siendo optimista, espero que cuanto esto pase, que va a pasar, haya servido para que TODOS LOS ESPAÑOLES, con independencia de pensamiento, seamos capaces de reconocer de forma unánime cual es el verdadero sentido que en España tienen nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como nuestras Fuerzas Armadas, y aquel o aquellos que hablaron de gastos superfluo se le envainen de una vez por todas.

    Me gusta

  2. Estimado Juan me gusta mucho este artículo en el sentido de que haces una descripción muy aproximada de la encomiable labor que están haciendo las
    fuerza y cuerpos de seguridad en esta durísimasituación que estamos atravesando.

    También haces referencia explícita a la falta de medios con que tienen que acometer sus tareas diarias y el evidente riesgo añadido que están soportando por la desidia y falta de capacidad de deterninadas instancias.

    No obstante ,desde tu atalaya privilegiada y tu conocimiento del cuerpo de policía agradecería mucho que aportaras tu punto de vista sobre el trato que esta nefasta clase política está dispensado , en general, a las fuerzas y cuerpos de seguridad y que , evidentemente, deja mucho que desear.

    En este trabajo con tanta penosidad y tan mal retribuido, el reconocimiento de los superiores y el aliento para fortalecer el ánimo “resulta suficiente e indispensable para la motivación de los funcionarios “…..

    Los que hemos tenido la satisfacción de haber trabajado bajo tu dirección sabemos que ese concepto y esa idea de como se debe ejercer el mando, tu la conocias perfectamente y la llevabas a cabo con
    extrema puntualidad y de ahí tu exitosa trayectoria profesional.

    Así pues ,mientras de puertas para afuera la sociedad reconoce y valora la labor de la policia con un inmenso cariño y reconocimiento por que saben de la abnegación y del espiritu de sacrificio de cada uno de los policias, pues bien ,’mientras que eso es lo que perciben de la ciudadanía…… ;de puertas hacia adentro nos encontramos con cargos politicos que vienen de paso y cuyo unico objetivo es medrar y alcanzar cotas de reconocimiento y poder y para los que el funcionario de policia es apenas un número y un instrumento que utilizan su propio beneficio personal llegando incluso a cuestionar actuaciones heroicas en acontecimientos difíciles si no resultan en armonia con los intereses políticos de turno.

    Una triste realidad , pero es así…..

    Un fuerte abrazo y ánimo para superar esta situación….

    Me gusta

  3. La Jornada Policial durante la Pandemia contra el Coronavirus es ejemplar, encomiable, exitosa, tiene todos los parabienes, al igual que la guardia civil, y los sanitarios de los hospitales que luchan a diario contra esta peste mundial, sin tratamiento por falta de vacunas efectivas y medicamentos que se están ensayando en todos los laboratorios mundiales.

    Una actitud de todos que hay que PREMIAR, en estos momentos complicados que nuestros mayores van cayendo, llegando a una cifra exorbitada de fallecidos colapsados las funerarias y los cementerios, pidamos a Dios, dé inteligencia y sabiduria a nuestros inmunólogos, médicos, laboratorios clínicos que puedan atajar esta enfermeddad virulenta e infecciona, peste mundial.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .