EL GOLPE DE ESTADO CATALÁN HA SIDO DERROTADO.

El momento político más delicado por el que ha transitado la democracia española, desde el fracasado golpe de Estado de Tejero en 1.981, ha sido -en mi opinión- otro golpe de Estado llevado a Cabo en Cataluña, en octubre del año  2.017.

Aquel movimiento que intentó derogar la Constitución Española, pasando por encima del Parlamento catalán ; pisoteando los derechos de la mayoría de los representantes de los catalanes e ignorando la voluntad de todos los españoles de convivir en paz y en libertad, fue derrotado.

Aunque sus seguidores lo pretenden aún hoy, aquello no fue un intento pacífico y democrático de consultar a la población catalana sobre su futuro, sino un referéndum de autodeterminación ilegal, basado en una ley express aprobada en desafío del Tribunal Constitucional ; que no contó los informes preceptivos del Consejo de Garantías Estatutarias catalán, ni con la participación de la oposición  política.

Una ley que -disfrazada de inocua fiesta cívica- abocaba a la proclamación de la independencia de Cataluña, en las 48 horas posteriores a una votación celebrada sin garantías y sin requerimientos de participación para considerar el resultado válido y vinculante.

Una ley por la que el Parlamento de Cataluña, se concedía a sí mismo el derecho a la autodeterminación, sin haber pasado por la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad de la Corte Internacional de Justicia.

Una ley que se postulaba a sí misma como inderogable y superior jerárquicamente a todas las demás y se situaba -claro- por encima de la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Cataluña.Resultado de imagen de golpismo catalán

Sorprende que a estas alturas, haya aún quién discuta sobre si lo ocurrido fue o no golpe de Estado, o de si hubo o no rebelión, con o sin violencia. Creo que se trata de una polémica tramposa que pretende generar un ruido que enmascare y diluya la gravedad de lo sucedido.

Para mí, es evidente que el independentismo pretendió dar un golpe a la democracia, a la convivencia de los españoles y a la Constitución. Que lo hiciera desde las instituciones autonómicas, es la diferencia en cuanto al método pero no en el propósito que era atentar contra la Constitución.

Si el independentismo ha sido derrotado, no lo ha sido por suerte sino por virtud democrática, gracias al coraje cívico de los cientos de miles de personas que salieron a la calle, a defender nuestro proyecto en común. Además de nuestros representantes políticos, judicatura y Policía; actuando conjuntamente en defensa del Estado de Derecho y de las instituciones democráticas ; y de nuestros diplomáticos que defendieron ante el mundo entero la legitimidad de la posición española.

También hay que honrar a los medios de comunicación independientes que cumplieron con su obligación de facilitar información veraz y plural, que aflorara las mentiras de un independentismo que no solo contó con el aparato de propaganda oficial de la radio y la televisión públicas de Cataluña y sus medios afines, sino hasta del apoyo de operadores rusos en las redes sociales.

Este triunfo de la democracia, lo es también de nuestros socios europeos, cuyo apoyo y solidaridad hemos recibido, con alguna estridente excepción. Los Gobiernos vecinos y amigos entendieron la necesidad de cerrar el paso a la peor forma de nacionalismo que conocemos: el irredentista y chauvinista.

Los años 2.017 y 2.018, han sido traumáticos para la sociedad española y ha servido para reforzar los sentimientos de pertenencia a esa comunidad política llamada España aunque el daño causado ha servido para que los españoles redescubramos el valor de la convivencia en paz y en libertad, bajo unas mismas normas, en una democracia donde caben todos y en una Europa donde 40 años después de la aprobación  de nuestra Constitución, todavía somos admirados por nuestro compromiso cívico con los valores de una sociedad abierta, democrática y plural.

 

6 comentarios sobre “EL GOLPE DE ESTADO CATALÁN HA SIDO DERROTADO.

  1. Una vez más, felicitarte por la sensatez y acierto en tus comentarios y reflexiones.
    La democracia española, es decir, el pueblo español supo pasar página de un régimen dictatorial a una democracia; supo superar y vencer el ambiente e intentonas involucionista de parte de un importante -cuanto menos muy ruidoso-, sector del ejercito de la época; con muchas lágrimas, mucha sangre y muchas vidas ha sabido vencer al terrorismo de ETA y, también -por mucho que le pese a los nostálgicos de uno y otra lado- se va a superar el problema catalán sin ningún tipo de concesión, más allá de las que pueda corresponder en política. Por tanto, si algo no necesitamos son a salvapatrias.

    Me gusta

    1. Muchas gracias José Antonio, por tus piropos. Sabes que vivimos tiempos difíciles, de mucha manipulación, imposiciones y saturación de información que no hace más que complicar las cosas. Además hay mucha intencionalidad en dirigir las declaraciones públicas en un sentido u otro y encima nadie lee nada, solo videos y televisión. Así nos va.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Querido Juan Fran, estoy de acuerdo contigo en todo tu comentario, pero creo que nos equivocamos todos, cuando aludimos a un presunto derecho del pueblo catalán, a decidir o votar algo, algún día, y es que no lo tiene, en todo caso, si alguna vez se plantea, cumpliendo la Constitución, sería de todo el pueblo español. Yo me siento tan catalán como el que más, y he nacido en Madrid, pero eso es España, desde hace 500 años y no quiero que se pueda modificar, sin yo poder opinar. TODO LOS DEMÁS ARGUMENTOS ESTÁN MUY BIEN PERO ESTE ES EL MÁS IMPORTANTE

    Me gusta

    1. Estimado Paco : en ningún momento he dicho que los catalanes tengan derecho a un supuesto referéndum porque eso compete al pueblo español en su conjunto, no a una parte del mismo. Los catalanes – por mucho que lo digan – no son quienes para decidir nada porque no son más que una habitación de esa casa común llamada España. Los deseos de una pandilla de descerebrados han llevado a un montón de gente a creer una realidad paralela -¡ la República no existe , idiota ! que poco a poco se va desmoronando gracias a la fortaleza de nuestras instituciones y que con el tiempo conseguiremos superar. El golpe de Estado catalán ha sido derrotado.
      Muchas gracias por tu comentario y seas bienvenido a este blog. Un abrazo.

      Me gusta

  3. ¿Cuánto tiempo dura el amor? ¿Y las corridas de toros? ¿Y las Constituciones? ¿Y las carreras de galgos? En principio, el amor es eterno. Bueno, más o menos: hay que tener en cuenta los desengaños económicos, las nuevas caídas de ojos, los afloramientos lípidos, las… bueno, lo dicho, más o menos. Las corridas de toros, tal de lo mismo: el trapío del morlaco, la disponibilidad de Curro Romero, la vacuidad de los picadores… y el tiempo, siempre el tiempo, porque… supongamos que llueve a raudales, Las Ventas se inundan hasta tupir los morcillos del utrero, y el matador no acierta a comprender por qué no humilla el toro. Pero (Forges dixit) ¡ES QUE SI HUMILLO ME AHOGO! Pues aquí nos da la del alba. Es decir, otra cosa eterna. Y las Constituciones son también eternas. Imaginemos al primer rey español (Gesaleico, que por cierto cayó por Barcelona “en su día”, y así debió ser dicha ciudad la primera sede de un rey hispano), que allá por los albores del siglo VI hubiera (además de ser un genio) donado la primera Constitución a la Piel de Toro. Llegan los sarracenos: lo sentimos, pero la Consti es lo primero, ya os podéis volver a Marruecos. De Compromiso de Caspe, nada, ni Martín el Humano ni el Inhumano: la Consti de Gesaleico. Llega Colón a las Indias: aquí la Constitución. Muere Carlos II el Pobrín: a ver qué dice la Constitución. Y así hasta Franco, perdón, el Caudillo, que tampoco podría haber crecido cinco centímetros sin la Carta Magna.
    Y, digo yo. Si una región no quiere la Constitución, o se aburre de su lectura, ¿está condenada por la voluntad del resto? ¿y si el resto se aburre de esa región, o se harta de su olor a prepotencia? Bueno, dejaba para el final lo de la carrera de galgos, que esa sí debería ser eterna (si la liebre mecánica también lo es, que seguramente). Pero, dado lo delicado del tema, mejor meditar como Don Quijote. Amigo Sancho, liebres huyen: galgos las persiguen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s