EL FUTURO NOS DA MIEDO.

Estamos viviendo una época en la que la vida se desarrolla a velocidad de vértigo. Las cosas pasan demasiado deprisa y no da tiempo a entenderlas. Y eso no es  bueno porque si estamos sobreinformados nos colapsamos y no sabemos ni siquiera donde estamos.

Pongamos un ejemplo. ¿ Qué es lo que está pasando ?. ¿ Hacia dónde vamos ?. ¿ Qué futuro nos espera ?. Como respuesta a estas y otras preguntas similares, después de separar el trigo de la paja, yo diría que hay dos aspectos tan preocupantes que nos tienen asustados : la revolución tecnológica y la inmigración.

En cuanto a la primera, entiendo que vamos hacia un mundo digital con grandes desafíos en inteligencia artificial, robotización…. La tecnología es nuestro futuro y lleva camino de ser una forma de vida. La revolución digital que estamos viviendo, está cambiando a pasos agigantados la economía, el trabajo, la política, la ciencia y especialmente, los medios de información. Ya empiezan a tomarse decisiones para ayudar a la gente a formarse y así poder poder encontrar nuevos trabajos. La tecnología digital es nuestro futuro.

Y en cuanto a la segunda, el lado inmigratorio, los tres países europeos que más han estado soportando el problema, Grecia, Italia y España ; se han convertido en uno solo, España, al haber cerrado las vías de acceso los otros dos.

Resultado de imagen de llegadas de inmigrantes irregulares a Europa

Nuestro Gobierno de la Nación, todavía no ha definido su política en este sentido ya que va de extremo a extremo. Lo mismo rescata un barco en medio del Mediterráneo lleno de inmigrantes que no tienen nada que ver con nosotros,  para marcarse un tanto a nivel internacional, que hace devoluciones en caliente a Marruecos de los asaltantes de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. Procedimiento este último que está recurrido en la justicia europea por el último Gobierno del Partido Popular ( PP ) y que el actual Gobierno social-comunista, mantiene. Lo ha confiado todo a la Unión Europea ( UE ), con la excusa de que somos la frontera sur del continente y por tanto, les compete a ellos la solución del problema.

Pues bien, la UE que todavía se muestra incapaz de resolverlo, apunta en tres direcciones : establecer centros de internamiento en los países norteafricanos ; crear una auténtica Policía de Fronteras Europea, que sea potente y esté bien dotada y para finalizar,  establecer cuotas para los demandantes de asilo político ya que hay que ser solidario en este último aspecto.

El asunto emigratorio necesita disponer de un gran corazón pero que obligatoriamente tiene que ser frío. En Europa no caben todos los inmigrantes que deseen venir y mucho menos en las condiciones que vienen. Tenemos que acoger a los perseguidos en sus respectivos países por cualquier circunstancia de raza, religión, política….. porque son razones humanitarias, pero de los restantes, habrá que hacer algún tipo de discriminación como ya se hace con respecto a las mujeres y a los menores.

Además debemos de incrementar el comercio y la inversión en el continente africano con el propósito de sentar las bases para su propio desarrollo económico y el respeto al Estado de Derecho y los derechos fundamentales de las personas.

FIASCO DEL DERECHO A DECIDIR VASCO .

El 18 de noviembre de 2.018, domingo, se celebró una cita simbólica a favor del derecho a decidir en cinco localidades vascas, que se saldó con un rotundo fracaso. La consulta, denominada En Nuestra Mano ( Gure Esku Dago, sería su traducción al euskera ), fue convocada en los municipios vizcaínos de Alonsótegui, Valmaseda y Zaya ; y en los guipuzcoanos de Irún y San Sebastián ; y apenas reunió a 28.684 personas, el 12,46 % del censo. Aunque todas las miradas se dirigían hacia la capital guipuzcoana, la participación allí fue de un exiguo 13,10% , muy lejos de las expectativas creadas.

La posibilidad de que la llamada a las urnas acabase siendo un fiasco como al final fue, era barajada por las direcciones de los partidos políticos convocantes, Partido Nacionalista Vasco ( PNV ) y Reunir el País Vasco ( Euskal Herria Bildu, en euskera, más conocido por sus siglas EH-Bildu ) y por eso se habían implicado en la cita de manera clara.

Sobre todo, la coalición electoral liderada por la izquierda vasca, EH-Bildu, partidaria de trasladar a esa tierra del norte de España, consultas similares a las que se dieron en Cataluña. Pero también había sido avalada por el PNV que  había hecho un llamamiento para ir a votar, dando ejemplo con el alcalde de San Sebastián y la Presidente del Parlamento Vasco, que fueron acompañados por algún dirigente más del Partido.

El temor de los dirigentes de las formaciones políticas vascas mencionadas era que se hubiera forzado la máquina, porque las más de 200 consultas anteriores convocadas durante los últimos años, han seguido el mismo patrón. En las localidades más pequeñas, el porcentaje de participación era relativamente más alto porque en algunos casos superaba el 20 % . Pero esas cifras bajaban mucho en los grandes municipios, como por ejemplo, Éibar y Guecho, que rondaron el 10 %.

Resultado de imagen de Fisaco del derecho a decidir vasco

Es lo mismo que había ocurrido ahora. En las tras poblaciones vizcaínas, el porcentaje de participantes estuvo entre el 16 y el 18 %, pero en San Sebastián e Irún se desplomó. En la capital guipuzcoana, apenas acudieron a las urnas 21.000 personas, de las más de 160.000 convocadas. El fracaso fue aún mayor en  la ciudad fronteriza gobernada por los socialistas vascos, donde la cifra se quedó en un 9,15 %.

Los datos supusieron un varapalo a su propósito pese a la animación de los días anteriores a la cita. El acto central de la campaña fue la visita que realizó el miércoles, día 14, el Presidente autonómico catalán, Quim Torra, al Palacio de Congresos de San Sebastián, pocas horas después de haberse entrevistado con su homólogo vasco Íñigo Urkullu, y dejar claro que mantenía su hoja de ruta independiente.

Durante la campaña, también habían sido invitados los principales responsables de la Asamblea Nacional Catalana ( más conocida por sus siglas, ANC ) y Ómnium Cultural, las dos organizaciones independentistas catalanas a las que los vascos quieren emular.

Como observadores internacionales que recorrieron los diferentes colegios electorales de la capital de provincia vasca, estuvieron presentes los diputados de Izquierda Republicana de Cataluña, ( más conocida por sus siglas ERC ) que estaban entonces en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá y Gabriel Rufián.