PARA ETA: NI OLVIDO, NI PERDÓN.

Se acaban de cumplir diez años desde que la organización terrorista ETA, anunció el cese definitivo de la actividad armada y en el que reclamaban además, un diálogo directo con el entonces Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero, para resolver las consecuencias de lo que ellos llaman conflicto y que pasaban por atender la situación de los presos de la banda armada y de los militantes que vivían en la clandestinidad y que con eso, se había acabado todo. Fue el 20 de octubre de 2.011. Después, hemos podido comprobar que, esa pretensión no era cierta y quedaban muchas cosas por arreglar: el perdón a las víctimas de su barbarie; las indemnizaciones correspondientes por sus acciones y sobre todo, el esclarecimiento de casi cuatrocientos atentados que están pendientes de resolver, la identificación de sus responsables y el sometimiento a los tribunales de justicia.

De no cumplirse lo anterior, estaban cerrando en falso su equivocación, mantenida durante cincuenta años, de que podrían conseguir la independencia del territorio vasco a través de una violencia a base de sangre y plomo. Todavía recordamos como este grupo de descerebrados, sembró de cadáveres de hombres, mujeres, niños y ancianos, durante años, las calles y plazas de España. Entre finales de la década de los años setenta y comienzos de la de los ochenta del siglo pasado, el asesinato de un policía, un guardia civil, un militar o un paisano, llegó a ser cosa diaria. El método variaba poco: bomba o tiro en la nuca. No había discriminación entre las víctimas, daba igual que fueran militares o civiles, solteros que casados, jóvenes o mayores, niños o adultos, lo que de verdad importaba era su número: cuántos más fallecidos, mejor.

Ahora, los grupos políticos de la izquierda, con la inestimable colaboración de los sectores nacionalistas vascos y catalanes, quieren que lo olvidemos porque dicen que son cosas del pasado, que hay que perdonar aquel salvajismo para conseguir la normalización y el equilibrio en las sociedades que lo cobijaron. Y yo les digo: que el terrorismo que asoló aquellos años el suelo patrio, no lo podemos olvidar de ninguna de las maneras. Porque fue muy doloroso lo que sucedió y los españoles lo llevamos en la memoria colectiva, en lo que somos.

Frente Atlético on Twitter: "NI OLVIDO, NI PERDÓN #11M2015  http://t.co/jQ6m48xl4u"

Si el Gobierno socialcomunista que ahora está dirigiendo nuestros destinos, está empeñado en acercar a lo presos de esta organización criminal, a sus familiares, en sus domicilios vascos, no es más que una prueba más de su debilidad parlamentaria y el precio que tiene que pagar para seguir gobernando a los españoles. Más allá de sus intereses políticos, no está interesado en el coste de esos apoyos aritméticos, ni en las limitaciones morales de las que carece, cediendo ante los que quisieron acabar con nuestra identidad.

Ahora bien, el Gobierno puede hacer lo que quiera para sobrevivir a la legislatura pero nosotros, los ciudadanos de a pie, de olvidar, nada. Nunca pensé que un político, tuviera el valor de intentar continuar en el poder a cambio de negociar con asesinos que quisieron acabar con nuestro país y que fueron los verdugos de hasta algunos de sus compañeros de partido político. Pero hay que negarse a que generaciones actuales y sobre todo, venideras, desconozcan lo que fue ETA y el daño que produjo. No se puede olvidar, ni tampoco perdonar ya que es lo único que nos deja este Gobierno. ¿ Cómo vamos a perdonar aquellas atrocidades que ocasionaron tantas viudas y tantos huérfanos ?.

La vergüenza que tendrá que arrastrar el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez por haber hecho esto, además de transferir la gestión penitenciaria al Gobierno regional vasco, le perseguirá hasta el fin de sus dias. Y será la misma que la nuestra, si consentimos que se olvide este capítulo negro y horrible de nuestra Historia. Porque al puerto al que nos dirigimos, se borrará para siempre y llegaremos, tal vez, al mismo del que salimos, al que se sostiene sobre esa violencia y ese miedo del que queremos escapar.

Superar el dolor entre "la huella permanente de ETA"

El ser humano no puede olvidar porque ese es un lujo que no se puede permitir nadie. Y no se trata de rencor, ni se trata de vivir anclado a algo que ya no provoca nada necesario para la persona. No olvidar supone saber de dónde venimos para poder manejar el timón tratando de llegar a un puerto que siempre vemos, difuminado en el horizonte pero del que sabemos que está allí, esperando a que lleguemos para gozar del descanso eterno. Eso es todo.

No se puede olvidar aunque el recuerdo esté construido sobre el terror, sobre el dolor o sobre la violencia. Y con esa Historia estamos obligados a trazar el rumbo que nos lleve a evitar situaciones parecidas. Solo el horror puede ahuyentar al horror, solo el amor puede atraer al amor.

Desde los seguidores de esta organización asesina, manifiestan que aún quedan conflictos por resolver como la libertad de los presos etarras porque si no, no habrá paz. Este es el relato de la izquierda separatista, que trata de imponer hoy a las nuevas generaciones para justificar que existe un Estado opresor y una Policía represora contra el País Vasco, con el objetivo de silenciar los años de terror. Frente a ellos se encuentran las víctimas de esta masacre que no permiten que caigan en el olvido los más de 857 asesinados y 2.000 heridos. A ello habría que añadir 84 secuestros y más de 300 crímenes sin resolver.

Ni olvido ni perdón para los asesinos etarras - Periodista Digital

Si bien, hoy, nueve de cada diez españoles ve el fin del terrorismo como algo positivo o muy positivo, la opinión de quienes han perdido a sus familiares o han logrado sobrevivir a los atentados. dista mucho de esa realidad que muestra la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas ( CIS ) y que coincide con el discurso triunfalista del Gobierno de la Nación. La sensación entre las víctimas es que, finalmente, ETA continúa viva políticamente y que son ellos los vencidos.

Prueba de lo anterior es que los herederos de ETA, organizados a través de Bildu, cuentan con 21 diputados en el Parlamento Vasco, siete en el de Navarra y cinco en el Congreso de los Diputados. Ese es el balance de que los partidos que han legitimado el terrorismo, están triunfando. Lo que se traduce en que, la sociedad vasca no solo no ha realizado autocrítica alguna sino que además, premia a los partidos que más cerca han estado de los terroristas. Ahora ETA no mata con bombas o con pistolas, pero sí conciencias y todo ello con la pasividad interesada con los poderes del Estado. Hoy, Bildu, es uno de los partidos que sostiene al Gobierno de Pedro Sánchez para vergüenza de los españoles de bien.

6 comentarios sobre “PARA ETA: NI OLVIDO, NI PERDÓN.

  1. A muchos, el tema nos revuelve las tripas. A mí se me ocurrió hace unos cuarenta años, metido en harina, que quizá tendríamos (entonces) que mirar a nuestro alrededor, y grabar en la memoria lo que veíamos. Y no me refiero a “la otra parte contratante”, es decir, a quienes EN EXCLUSIVA (realmente) ponían la leña, el fuego y la parrilla, sino a la “NUESTRA”, es decir, a quienes decían ser nuestros valedores, nuestros amigos, nuestros familiares, nuestros paisanos, nuestros políticos tan demócratas ellos. Y tan cínicos que, ¡YA POR ENTONCES!, empezaban a ser equidistantes. Claro que los nuestros nos comprendían, entendían que nuestro dolor debía de ser muy grande, nuestra soledad inmensa, nuestra razón muy desamparada. Pero quizás algo habríamos hecho para que nos ejecutaran en cualquier calle de aquel territorio. Nunca sabríamos qué, ni por qué, nadie nos ha dado ninguna explicación, a lo sumo oiríamos compasivamente, en vacaciones, y eso pasados unos años, que estaríamos mejor en otro lugar, sobre todo si aportábamos al paisaje del terror una mujer y unos hijos que, estos seguro, no tenían culpa de nada. Y, por supuesto, no se me pasa que ELLOS, la otra parte contratante, siguen meciendo el árbol, no sea que alguna vez alguien lo ponga a secar y deje de dar nueces.

    Me gusta

    1. Hablas de unos años duros e infames que el paso del tiempo no logra olvidar. Desde la perspectiva actual suena tema sabido y a batallitas de abuelo pero no podemos, ni debemos, dejar a su suerte a todas las víctimas de aquella barbarie. Tienen que sentir nuestro apoyo y nuestro aliento siempre, en cada momento y más ahora que están poco menos que a la intemperie. A todos los miembros de la Policía y de la Guardia Civil que lograron sobrevivir a destinos forzosos, sin reconocimiento alguno, tardías ayudas sociales, hartos de asistir a entierros y en permanente tensión con la familia que veía como muchos de ellos no volvían a casa; nuestro agradecimiento perpetuo y eterna apreciación.
      Gracias por tu comentario, Víctor. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Querido amigo Juan Francisco, tu artículo me provoca varios sentimientos y ninguno bueno, yo personalmente no puedo ni quiero olvidar ni perdonar a esta gentuza de ETA.

    Los que por vuestra profesión lo sufristeis en vuestras personas y familias, seguro que os produce un asco enorme, ver como los políticos social-comunistas que nos gobiernan, tragan sapos con tal de estar algún tiempo más en sus puestos muy bien pagados, pero la gente de a pie lo único que deseamos, es que se vayan del gobierno y dejen el puesto a personas preparadas y decentes, para que tomen las medidas que necesita nuestro país.

    La primera medida que yo aplaudiría es la ilegalización de los partidos que no respetan ni acatan la Constitución, quitando subvenciones a los mismos, y dejando que tanto partidos políticos como sindicatos, y otras asociaciones de chupósteros que no aportan nada a la sociedad, se tuvieran que financiar con las cuotas de sus afiliados.

    A continuación perseguir los delitos cometidos por ETA, hasta resolverlos y detenerlos para hacer justicia con las víctimas del terrorismo, que son poco a poco olvidadas debido a la propaganda mal intencionada, dirigida por muchos medios informativos que se financian con nuestro dinero, mal gestionado por los políticos de turno.

    Recuerdo como si fuera ayer, el asesinato de Miguel Ángel Blanco, el secuestro criminal de Ortega Lara, tantos asesinatos de militares, policías, guardias civiles, y tantos inocentes más con bombas en cuarteles, centros comerciales, aeropuertos, y no se cuantas barbaridades más.

    Yo no olvido ni perdono, estoy por resarcir a las víctimas y poner orden donde se necesite para tener tranquilidad y seguridad que tanta falta nos hace.

    Felicidades por tu artículo que nos permite recordar donde estamos y no olvidar lo que pasó con éstos criminales.

    Un abrazo, Fernando

    Me gusta

  3. Que buen articulo!!
    Me ha encantado!!
    Efectivamente, y para los que somos más jóvenes, la «desaparición» de esta organización, nos la quieren traducir en una victoria. Una mentira más de los que nos gobiernan y llegan a los votantes más carentes de formación porque mientras que eta tenga representación política y se sienten a negociar con el gobierno, sigue entre nosotros.

    Me gusta

    1. Así es. La propaganda política, unida a los intereses de los partidos afectados, hace que dicten una » versión oficial » que favorezca sus propósitos y es la que pretenden que quede para la posteridad. El ´único muro de contención de estas mentiras son las víctimas del terrorismo que se encuentran huérfanas de apoyos oficiales -al contrario, molestan- y a las que debemos toda simpatía y ayuda, en la medida de nuestras posibilidades.
      Gracias por tu comentario, Leyre. Un beso.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.