LA LUCHA MARROQUI CONTRA LAS PATERAS.

Muchas veces me he preguntado que, en el marco de la lucha contra la inmigración irregular que nos llegar desde las costas marroquíes, cuál era la colaboración de la Policía de éste país. Nuestras autoridades no cesan de alabar ésta cooperación en cuantas oportunidades tienen pero que a mí no me bastaba esa explicación, quería saber más, conocer detalles.

Realizadas las correspondientes indagaciones, el resultado ha sido positivo pero con altibajos. En ésta materia, como en otras, Marruecos conoce nuestras debilidades y astutamente saca partido de ellas, bien en renta política, social y…. hasta económica ( hace nada que ha conseguido cuarenta millones de euros de la Unión Europea, a petición nuestra ).

Bien, dicho lo anterior, vayamos a lo nuestro que no es más que el aspecto policial de esa colaboración en materia de inmigración, porque en terrorismo me afirman que es excelente y los resultados hablan por sí solos. Nula en el tráfico de estupefacientes, pese a las kilométricas extensiones de cultivo de hachís que nuestras colegas ” no ven ” .

Fruto del endurecimiento de los controles fronterizos en el sur de  Europa, Marruecos se ha convertido no ya solo en un país en tránsito sino en un destino forzoso, aumentando así la vulnerabilidad de los emigrantes. Las redadas son muy frecuentes en las inmediaciones de Ceuta y Melilla y su traslado es a la frontera con Argelia, lugar donde suelen provenir. Son varios miles cada año y en condiciones difíciles de asumir. No hay discriminación alguna, entran todos por igual: hombres, mujeres y niños. Muchos de ellos, cuando al final y después de varios intentos consiguen llegar a España, cuentan que tenían el mismo miedo de morirse en el agua que de hacerlo en Marruecos.

Las zonas desde donde parten las pateras, están alejadas de los grandes núcleos urbanos y territorialmente, su actuación corresponde a la Gendarmería Real Marroquí. En estos lugares se puede apreciar un aumento incesante del número de asentamientos de inmigrantes subsaharianos que han salido huyendo de la presión policial tras los últimos asaltos a las vallas de las dos Ciudades Autónomas.

La Marina Real marroquí también ha comenzado a desarrollar operaciones en sus costas y en los principales puntos de salida de emigrantes. Tímidamente, a impulsos y coyunturas, pero ya empiezan a interceptar pateras. Antes no hacían nada.

Además, se están desarrollando investigaciones conjuntas para perseguir a las mafias de la inmigración irregular. Desde lo alto de los barrios de Mesnana y Boukhadef en Tánger -última parada de los subsaharianos que esperan su oportunidad de saltar el Estrecho- se vislumbra el Puerto de Tarifa, en Cádiz ; a donde desean llegar.

Periódicamente, las Fuerzas Auxiliares Marroquíes hacen redadas para tenerlos controlados y evitar que se lancen al mar. Les confiscan los materiales : barcas de plástico, remos y chalecos salvavidas para evitar su salida.

A todos los organismos marroquíes comprometidos contra la inmigración irregular trabajo no les va a faltar. Las últimas estimaciones de diversas onegés que operan en su ayuda sobre el terreno, estiman en unos cuarenta mil los subsaharianos esperando dar el salto. Cantidad que irá subiendo con el tiempo al cerrarse la vía italiana que pasaba por Libia.

17 comentarios sobre “LA LUCHA MARROQUI CONTRA LAS PATERAS.

  1. Coincido plenamente con tu acertado analisis.
    Amen de todo lo dicho, creo que se debe reforzar a la Policia y Guardia Civil en la zona fronteriza llegando incluso a recabar la colaboración del ejército si fuera necesario.
    Resulta inaceptable el espectáculo de ver la impunidad con que agreden a las fueezas de seguridad.

    Me gusta

  2. Como siempre buena reflexión. Esperemos que nuestros vecinos se sigan implicando un poco más en las tareas de contención de la inmigración ilegal propiciada por delincuentes organizados.

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que queda mucho por hacer. Si la reflexión es que hemos avanzado en la colaboración con la Policía Marroquí es una excelente noticia, pero no me cabe duda alguna de que aún el camino es largo…

    Le gusta a 1 persona

  4. Estimado amigo, acabo de leer tu artículo sobre la inmigración desde Marruecos, y me parece interesante y bien documentado.

    Mi opinión sobre éste tema es que se ha convertido en un negocio muy lucrativo para las mafias, y creo que tienen muy fácil sobornar a policías marroquíes. Para éstos traficantes de personas, es más lucrativo y menos arriesgado, el traer a éstas personas en condiciones penosas, que traficar con drogas en las mismas rutas, ya que las penas son pequeñas, y se ahorran personal cómo descargadores, transportistas y aguadores, ademas de almacenes y vehículos, que le son embargados con el consiguiente costo.

    EL tráfico de inmigrantes tiene otra parte interesante, cuándo la vigilancia es intensa en unas zonas cercanas, lo tienen fácil y lo estamos viendo, los cargan en barcos grandes, se alejan a otras zonas no sobrepasando las aguas territoriales, y los dejan en embarcaciones precarias a su suerte, eso sí, amparados en la inmunidad llaman a Salvamento Marítimo, de ésta manera los recogemos nosotros, los atendemos y como es natural, se repartían a la mayoría de ellos, cuestión que a los traficantes les importa poco.

    Y yo me pregunto por qué se detienen a los barcos que transportan drogas en aguas internacionales, y no a éstos barcos.

    Tenemos muchas lagunas en nuestras leyes, y mientras tanto algunos se hacen multimillonarios a costa de las miserias humanas. Creo que es comparable al tráfico de esclavos de otros tiempos.

    Y por último tengo que decir, que cuándo oigo las declaraciones de algunos políticos, diciendo que hay que recibir con los brazos abiertos a todos los inmigrantes, me gustaría que dieran ejemplo acogiendo y manteniendo económicamente cada uno de ellos, a los que según su poder económico y su ideología le tocaran en proporción. Sería el fin de la política de brazos abiertos.

    Como es fácil de comprobar, el dinero sigue mandando en todo, y corrompe a demasiada gente.

    Por tanto he de decir que me duelen en el alma éstas pobres gentes, y me asquean los políticos que sólo dicen lo que les interesa para mantenerse en su cómodo y bien remunerado puesto.

    Recibe un fuerte abrazo de tu amigo Fernando.

    Me gusta

  5. Marruecos, un vecino incómodo con el que hay que hay que llevarse, simplemente. Ni bien, ni mal. Todo un reto para la diplomacia…se podría hacer una tesis sobre la hipocresía,,,por ambas partes. Una policía mal pagada y corrupta, unos funcionarios idem, y un pueblo ignorante e ignorado por el poder…detentado por el rey, y sobre todo por su entorno, sus ministros,,,,etc dueños de casi toda la riqueza nacional. Una bomba de relojería que puede estallar en cualquier momento. Esperemos que no nos salpique. Es difícil estar mejor con gente que huele tanto por todas partes. Todo mentira: excepto en lo relativo a la colaboración islamísta, ya que es un enemigo común. En lo demás, pues mirar para otro lado y a correr….

    Me gusta

  6. Marruecos nos hace la guerra periódicamente con la inmigración. Lo de los últimos meses en los que el 30 por ciento de los “migrantes” son magrebíes es inadmisible. Y además el regalito de los supuestos menores no acompañados que se quedan toditos. O hacemos como Italia,que va a ser que no, o en un par de años están garantizados problemas extremos de inseguridad ciudadana.

    Me gusta

    1. Pues tienes toda la razón, Cemente. No hay que esperar nada bueno de esta gentuza, siempre tratando de poner al gobierno español contra las cuerdas para obtener algún beneficio de sus élites. Y nuestros sucesivos gobiernos, siempre un poco acobardados frente a ellos, sea por Ceuta y Melilla, sea por las avalanchas posibles de inmigrantes, la pesca, etc. Pasa un poco igual con los separatistas catalanes…Hay que lidiar fino con estos moros, parece que se enfadan y molestan por cualquier cosa…Con Francia, no van así. Pero, claro, el peso internacional de nuestros vecinos del norte, en todos los terrenos, es mucho mayor.

      Me gusta

  7. Todo eso hay que acompañarlo además, con una investigación económica de las ONGs que fletan los barcos Aquarius y Open Arns, que van a recoger a los inmigrantes a las costas libias.
    Y luego una política restrictiva de ayudas sociales. Debe acabarse el “Todo a cambio de nada”. Primero las familias necesitadas españolas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s