CATALUÑA Y YO

Quienes siguen éste blog, se habrán dado cuenta que soy persona que tiende a la moderación y al realismo; me considero conciliador por vocación ; amante de España por convicción y devoto seguidor de las bellezas sonoras de la música pop de los años 60 ( la década prodigiosa ).

Con respecto a la situación que vive Cataluña tengo que decir que no siento impotencia, en absoluto, porque creo que, al final, el Estado constitucional va a prevalecer. Pero sí es verdad que para los que hemos dedicado nuestra vida profesional a la defensa de España, se trata de una situación insólita que realmente nunca pudimos imaginar que se pudiera producir.

Soy de la opinión de que no hay causa objetiva que la justifique. El Estado de las Autonomías ha funcionado bien – con sus dificultades y problemas- durante cuarenta años. La Constitución está en la línea de recoger la unidad y pluralidad de España, de manera muy clara. Sin embargo, sectores del nacionalismo radical han dado un salto en el vacío sin que se puedan identificar con Cataluña como tal, porque es evidente que hay una muy buena parte de los catalanes que no comparten sus objetivos y es el momento de que se cumpla la Constitución.

Su pretensión de internacionalizar el problema de la secesión, identificando la España democrática con el franquismo, carece completamente de sentido, ya que la española es una democracia perfectamente consolidada e integrada en todos los organismos internacionales. Por eso no han conseguido ningún apoyo en ningún país de la Unión Europea, ni del resto del mundo. Otra cosa es que ciertos sectores de la opinión pública, de los medios de comunicación y de la pura propaganda, se hayan planteado enfoques que son realmente sorprendentes.

Por eso hay que perseverar en la idea de que la defensa de la España constitucional es una causa justa. Los españoles hemos trabajado mucho y bien para tener una democracia que nos permita convivir juntos. Por eso cuando se habla de presos políticos o de políticos en el exilio, se trata de una gran falsedad. El exilio de verdad se produjo en otras épocas de nuestra historia y desgraciadamente, se sigue produciendo en otros países y en otros contextos. Evidentemente, presos políticos no hay sino personas que nuestro poder judicial considera que han cometido posibles responsabilidades penales y tendrán que responder de sus actos, con todas las garantías legales, como cualquier ciudadano que viva en una democracia.

La opinión pública española ha reaccionado en su conjunto ante ésta barbaridad y en la propia Cataluña, la mayor parte de sus vecinos se han movilizado para mostrar su rechazo, dejando de ser invisibles y manipulables.

En nuestra Constitución caben muchas cosas porque se hizo para ello : amplia, abierta, generosa. Fuera de ella no cabe negociar ni sobre supuestos derechos a decidir, ni sobre supuestos referendos contrarios a la ley . Lo que hay que mantener con firmeza es que la autonomía catalana es enormemente amplia y en ese contexto se puede hacer mucha política, pero más allá de la Constitución no ha camino, no hay cauce.

28 comentarios sobre “CATALUÑA Y YO

  1. Querido amigo y compañero: Estoy totalmente de acuerdo con tu enfoque sobre Cataluña, pero yo creo que algo se esta haciendo mal por parte del Gobierno, partidos politicos, medios de comunicacion, etc y de ello se estan aprovechando astutamente los independestistas, no olvidemos que una mentira, reperida una y otra vez y no combatida con la misma fuerza y difusion, va asentandose en algunos sectores de la sociedad y se convierte en una falsa verdad, esto sucede con ” España nos roba”, ” presos politicos”, ” derecho a la autodeterminacion” y sobre todo, y es donde queria llegar ” Derecho a Decidir” “No hay nada mas democratico que el pueblo CATALAN, se exprese en las urnas’, como ves he escrito catalan con mayusculas, para resaltar donde yo creo que existe el error para combatir con un argumento de peso al independentismo, mas aun que aludir a nuestra Consgitucion y al Estado de Derecho. España lleva mas de 500 años, desde las capitulaciones de Sta Fe, siendo una Nacion, no una Nacion de Naciones, como quieren algunos rediseñarla y volviendo a las urnas, porque el Derecho a decidir se limita al pueblo catalan, yo que naci en Madrid, y resido en Sevilla, tierra que adoro, me siento tan catalan, gallego o valenciano, como el que mas, si alguna vez que lo dudo, se autorizara un referendum, habria de ser en todo el territorio nacional, pues yo creo tener derecho a opinar sobre algo que hasta ahora era mio y algunos me quieren arrebatar. Un Abrazo

    Me gusta

  2. Tienes razón en tu exposición pero esta perdido todo con el nacionalismo excluyente que no quieren al resto de ciudadanos que allí viven. Ningún habitante independentista está dispuesto a cambiar de pensamiento o razonar lo que le dices de lo potente que es su autogobierno, cuenta que ellos ,los independentistas,se consideran superiores es una condición nazi y fascista tal como sin ningún recato reconoce el actual presidente de la Generalidad actual,lo afirmó después de haber vivido 30 años allí.Cuando estábamos estudiando en el mismo instituto con 14 o 15 años ,ya los apellidos catalanes se juntaban entre ellos y nos apartaban de sus reuniones. En el libro “extranjeros en su pais” de la editora ajo blanco, escondido del mercado por el nacionalismo catalán se retratan los que odian a los españoles de Cataluña, de hecho hay por las redes sociales amenazas de muerte contra ellos el propio torrent presidente del Parlamento catalán dice que hay que repartir hostias.

    Le gusta a 1 persona

  3. No nací en Cataluña
    Mi familia si. Llevo 45 años y puedo hablar con conocimiento de causa.
    Yo sí siento impotencia. Y ahora que el Estado Constitucional se puede retorcer por los impresentables políticos que tenemos….vamos a la confrontación “democrática ”
    Sí imaginaba el escenario actual. Han venido saqueando al pueblo sistematicamente, con el beneplácito, de otros sinverguenzas, y para desviar la presión se suben al carro de la independencia, del que nunca se habian bajado, pero ya de forma extrema y con el apoyo implicito por la torpeza del Gobierno de turno. Con el actual vamos derechos a la indefensión total de lis catalanes no independentistas.
    Les da exactamente igual que no se le de la razón, que las empresas se hayan marchado, que hayamos enviado fuera miles de millones, etc. ellos han asimilado a la perfección aquello de “unos mueven el arbol y otros cogemos los frutos”
    Lo único que todavía está intocable, por ahora, es la justicia…pero al tiempo…las concesiones estan al caer por parte de impresentables e iluminados politicos de farándula. Queda: “apaga y vamonos”

    Me gusta

  4. Sí, el estado de la autonomías ha funcionado bien, MUY BIEN, (ya lo dijo F. González: que era necesario, porque, si no, donde iba a colocar a tanto amigo y correligionario…está en la historia y me lo dijo el padre de un amigo, que estuvo en las negociaciones), pero para “ellos”, para la llamada clase “política”. En efecto:
    Los políticos de todos los bandos colocan a todos sus peones de por vida, nos han robado y roban a espuertas a los españoles, y son una fuente mas-una mas-del nepotismo y la corrupción.
    El GRAN disparate autonómico y el sobre-gasto que conlleva es terrible. No se podrá aguantar mucho tiempo. Por ahí reventará el sistema. Son 17 -no recuerdo, o mas- “miniestados” que, además, entorpecen la administración en todos los aspectos: Educación, Sanidad, Justicia, Fuerzas del orden, etc. Un verdadero galimatías en el momento que te sales de tu CA.
    Dividen a los españoles-pobres de nosotros- nos hacen aún mas paletos; ya muchos funcionarios se quedan en su CA a trabajar, los traslados se hacen complicados, antes la gente se mezclaba mas…la historia de España-y su concepto como nación está desapareciendo, ya que cada CA tiene la suya.
    Lo de las lenguas es indignante. Me degrada y me violenta como español llegar a algunas regiones y no entender los letreros, incluso documentos administrativos, etc. En fin, no sigo. Todos sabemos, aunque callamos, la realidad, pero no quiero aburrir.
    ¿Por qué no se hace una encuesta vinculante sobre lo que el pueblo quiere hacer sobre las CCAA, desmantelarlas o no? Se sabe que la gente está en un 70% en contra de ellas por lo menos, pero nadie se atreve….Los políticos tienen vergüenza en admitir que las CCAA han sido un fracaso, y ahí siguen.
    AL PROBLEMON de Cataluña-que no ha hecho mas que empezar- y del País Vasco, le siguen ya de cerca, aunque se habla menos ya que los casi todos los medios están comprados, los mismos problemas en Navarra, la Comunidad Valenciana, Baleares, y en menor medida Galicia.
    Para terminar, sabemos que la deuda pública, generada en un 30% por las CCAA, es alarmante: mas de un BILLON de euros y al alza. Mas que el PIB nacional (que, por cierto, Bruselas y mucha gente sabe que está inflado en un 20% aprox, pero que “se calla” para no levantar aún mas la liebre). Que el PIB esté inflado hace que las cifras que se refieren a él como referencia y en porcentaje sean mas “suaves” y no tan alarmantes. En este sentido, indicar que al BCE, nuestro banco amigo, ya ha dicho que a final de año se acabó el cambiar cromos de deuda por dinero, y que se acabó la fiesta. Si a eso añadimos que los intereses están al alza, la cosa se va a complicar aún mas.
    La conclusión es evidente: EL ESTADO AUTONÓMICO, aquel modelo ejemplar, ÚNICO EN EL MUNDO Y QUE NIGÚN ESTADO HA COPIADO, ES DE PUTA MADRE, UNA BENDICION DE LOS DIOSES (lo siento, soy ateo). YO DIRÍA MAS BIEN QUE DEL DIABLO (en el que obviamente, tampoco creo) encarnado en algunos políticos, “padres de la “transición” ( cuyos rostros me repugnan cuando los veo por casualidad en algún reportaje).

    N. B. De la Constitución-también otra joya de la corona-hablaré dentro de unos días u horas, según me dé.

    Me gusta

  5. Anexo al Estado de las Autonomías: Otra de las consecuencias de tal modelo político-tan positivo para “algunos” que, curiosamente, viven de ello- es que generan una tensión política constante e innecesaria en el país y ajena al ciudadano, pues siempre hay demandas, todas con político no satisfechas por alguno/s de los actores, sobre todo por los de signo contrario. Además, diluyen la fuerza y legitimidad que todo Estado debe tener, como así ocurre en España, que es un país hiperpolitizado.
    Que determinados países constituidos ya como Estados, por razones históricas siendo diferentes inicialmente, decidan unirse libremente en una Confederación de Estados-caso de Alemania o EEUU-para sus propios intereses, puede tener cierto sentido. Que un país-nación solo, como el caso de España, constituido ya como Estado político varios siglos, decida fragmentarse en “mini-estados”, además de no tener ninguna ventaja, es ir al revés de la evolución política moderna. ¿Que ventaja tiene nuestro modelo de Estado, respecto a Francia o Portugal, por ejemplo? yo no veo ninguna, sino todo lo contrario.

    Me gusta

    1. Lo que es muy triste es que en Cataluña vive mucha gente que son catalanes y se sienten españoles como el que más y no pueden hacer su vida normal x culpa de esta gentuza idependentista.

      Me gusta

  6. Una vez más estoy de acuerdo contigo. El Estado constitucional prevalecerá sobre lo que pretenden imponer los independentistas, y ellos lo saben.
    No sería malo que nos planteásemos cuales han sido las causas, seguro que son varias, no una sola, que han llevado en los últimos años a que el sentimiento independentista haya aumentado de la forma que lo ha hecho.
    Cuando en aquellos años difíciles para la democracia, me refiero cuando se redacto y aprobó la Constitución, la clase política de la época, TODOS SIN EXCEPCIÓN, por un interés general llamado ESPAÑA, se sentaron en torno a una mesa y TODOS renunciaron a casas que consideraban imprescindibles por el bien de ESPAÑA. Prueba de ello es que nuestra transición democrática ha sido ejemplo en todo el mundo.
    ¿La actual clase política, TODA, saben algo ademas de intentar imponer sus ideas sin estar dispuestos a renunciar a nada?.
    Termino reiterando mi confianza plena, que en este asunto, como en tantos otros, se impondrá la Constitución y el Estado, aunque no tenemos que olvidarnos que todo se mueve.

    Me gusta

    1. José Antonio.: muchas gracias por tu comentario. Has hecho bien en recordar lo que nos ha costado llegar hasta aquí. Hay quien lo desconoce, otros lo manipulan ; otros quisieran que no hubiera ocurrido y por último, otros lo menosprecian. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

    2. Pues lo siento, yo no la veo tan ejemplar la llamada transición. Algo falló-muchas cosas fallaron, muchas-cuando al cabo de 40 años, tenemos lo que tenemos: Un país corrupto por los 4 costados, un país en descomposición como Estado, desnortado y perdido, y con la gente-perdona-cada día mas inmadura e indolente, con menos afecto a su nación. Quien vino aquí a tomar nota-eso nos contaron-de la transición? Solo algunos sudacas y estados de Europa del Este. jejeje. Vaya panda!!!

      Me gusta

  7. Ningún sistema político es perfecto. Winston Churchill dijo aquello de “La democracia es el sistema político menos malo”.
    ¿Quién vino a tomar nota? Evidentemente los que, como ocurrió en España, carecían de libertad, de democracia y tenía pendiente realizar una transición.
    Entre esos países no se encontraban la mayoría de los europeos, que sabían de sobra lo que era la democracia, por tanto tuvo que ser aquellos que necesitaban hacerla. Lo mismo me da que fuesen los que venían de estar oprimidos por la hoz y el martillo, que por las dictaduras populistas y mafiosas sudacas.
    Quizá nos sobre, a todos, creernos que estamos en posesión de la verdad absoluta.

    Me gusta

  8. El problema, a mi modo de ver, es el distinto nivel de derechos que tenemos los españoles, según dónde vivamos. Resulta que en algunos sitios, un ESPAÑOL no puede usar SU IDIOMA (ESPAÑOL), e incluso ¡puede ser multado! si rotula su establecimiento en el idioma oficial de TODO el Estado. Una auténtica vergüenza. Por lo demás, creo que si una región quiere separarse del resto, debe tener posibilidad de hacerlo por su propia voluntad, sin que las otras impongan su criterio. Para ello, su Gobierno regional convoca elecciones plebiscitarias, y si consigue la opción “independencia” un 51% de los votos, fronteras el día siguiente en los puntos necesarios. Y todos tan amigos. Ya no “nos robamos” unos a otros, sino que nos pagamos aranceles, y tan contentos.

    Me gusta

  9. jejeje. Victor, no me puedo creer lo que dices. Eso va contra la propia unidad de la nación como realidad histórica y cultural común-por cierto, la mas antigua de Europa-y la Constitución vigente, entre otros. La nación española, España, es de todos los españoles, incluidos los fallecidos y los que nacerán. DE TODOS. Y una parte de ella nunca se puede separar, incluso con un plebiscito favorable de todos los ciudadanos. Y mucho menos con una consulta a solo la parte que desea separarse. La parte nunca puede decidir por el todo. Pero insisto, el todo actual tampoco; porque España la hemos ido construyendo los vivos y los muertos, y así seguirá en el futuro: construyéndose. Solo se podría separar una parte como resultado de una guerra-y con matices- en la que ganase la parte separatista. Es ciencia política básica, Victor. Así se han ido construyendo la naciones; y después, los Estados correspondientes. Primero la nación como realidad histórica; segundo el Estado correspondiente como estructura política. En ese orden. Al menos en teoría. Después, la historia está repleta de idas y venidas, como por ejemplo como ocurrió en la primera guerra mundial (1914-1918), que configuró una Europa completamente distinta, o con el nazismo y la segunda guerra mundial y el reparto de Polonia, etc.
    Saludos

    Me gusta

    1. Efectivamente, la historia ha hecho dar muchos vaivenes a las fronteras, y sin duda los seguirá dando. Ni Alemania ni Italia existían como naciones hace dos siglos, por ejemplo (la primera, era una composición de multitud de estados independientes), si bien existía una conciencia de unidad de pueblos (por lengua, historia, etc.). Pero tampoco España era una nación hace poco más de 3 siglos (hasta la Ley de Nueva Planta, si no me equivoco), pues las coronas de Aragón y Castilla (cada una con sus reinos, señoríos, etc) solamente se consideraban unidas por la Monarquía, y tenían por medio sus fronteras y aduanas. Claro que eso era entonces, porque ahora consideramos y respetamos un Estado “Autonómico” que concede entidad a territorios como Rioja o Cantabria, y se la niega a otros que, como el Reino de León, la tuvieron durante muchos siglos, de forma cohesionada. No, tampoco me gusta a mí que Cataluña se separe, pero menos todavía que me den la tabarra por los siglos de los siglos amén. Si quieren irse, puerta camino y mondeño, que dicen en mi pueblo.

      Me gusta

  10. Ahí va una muestra de lo que se nos avecina. Una verdadera hecatombe como este disparate que va a mas no se corte de raíz. Personalmente, lo veo “chungo, muy chungo”. A cualquier extranjero que le cuentes esto no se lo termina de creer. Y va a peor. Este es uno de los muchos corolarios del estado tan cojonudo de las autonomías. Otros: Leyes por doquier-cada comunidad las suyas- que dificultan la fluidez de las relaciones entre los españoles, y las encarecen enormemente. Cada CA se cree que es un miniestado. Piden pasta para todo: una licencia de caza, una licencia de todo…hay que pagar cuando se cambia de CA. Es patético. En fin, lo sabéis mejor que yo.

    http://www.elmundo.es/baleares/2018/07/10/5b444c04ca47414b288b4573.html

    Me gusta

  11. Podemos estar de acuerdo que el estado de las Autonomías, posiblemente, se haya desbocado, pero, salvo excepciones, esa “pasta que piden por todo” es la misma pasta que antes de las autonomías también pagábamos los ciudadanos y lo gestionaba la administración central. No quiere decirse que antes no se pagase lo que tuviese que pagase. De la misma forma que determinados servicios ahora los prestan las autonomías y no la administración central del Estado.
    Probablemente, después de casi 40 años de autonomías, como en otras muchas cosas, no estaría de más una revisión y actualización de las mismas en base a las experiencias vividas. Pero claro, “con la iglesia hemos tocado amigo Sancho”, ¿como quienes tienen que hacerlo van a estar dispuestos a simplificar con la consiguiente perdida de puestos y cargos?.
    Creo que tampoco debemos de considerar culpable de todos los males y de la nefasta gestión de nuestra clase política a las Autonomías.
    Por suerte para todos, los pesimistas también se equivocan.

    Me gusta

  12. No, el perjuicio no es económico y simplemente administrativo-que también, y mucho-sino que es muchísimo mas profundo. Si fuera solo eso, la cosa se quedaría ahí. Se trata la dilución del Estado y de su imagen ante el ciudadano. Tener parlamentos autonómicos no es asunto baladí. Son casi verdaderos estados, con legislativo y ejecutivo; y en algunos casos, judicial. Es una verdadera barbaridad. Que la educación-sobre todo la educación-, la sanidad y la justicia se diluyan es terrible. Ni incluso estados federales como es el caso de Alemania lo permite. En fin, que se vayan todos a la porra. Peor imposible. La bestia ya va tomando cuerpo, y nosotros mirando el telecinco y haciendo chistes. Pues muy bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s