CUANDO TIENES UN VECINO REPUGNANTE.

En líneas generales, los españoles han cumplido de manera ejemplar las medidas de confinamiento establecidas para evitar la propagación del coronavirus. Así lo reconoce todo el mundo… y hasta el propio Gobierno. Incluso se tomó conciencia de la importancia de quedarse en casa y se reprochaba la actitud de quienes no lo hacían, llevándolos hasta la denuncia, si no se hacía caso.

Con ello, esta pandemia ha sacado a relucir aspectos muy positivos de la sociedad como los gestos de apoyo, simbolizados en forma de aplauso a las 8 de la tarde y otros como la solidaridad, con los que peor lo están pasando, tanto económica como socialmente.

Pero el virus también ha provocado que afloren comportamientos muy reprobables, señalando a través de carteles anónimos en los zagüanes de los edificios o en los ascensores ; a los vecinos que trabajaban en hospitales o supermercados como si fueran apestados. En apenas unos dias se pasaron  de los mensajes tipo :  eres un héroe por darlo todo por los demás en tu trabajo ; a una manera poco sutil de pedir que : deja tu casa mientras dure la epidemia. Estas peticiones, además de causar una enorme repugnancia al resto de vecinos, ha originado un debate en la sociedad sobre si nos estamos encontrando ante muestras de odio.

Sus vecinos les piden que se marchen de casa por ser sanitarios o ...

Por extraño que parezca, soy de la opinión que ese no sería el camino penal para denunciar estas actuaciones sino en los delitos contra la integridad moral, pues aunque recogiese insultos o injurias el citado texto, no tiene por qué ser un delito de odio ya que en el Código Penal, cualquier colectivo o grupo social no puede ser víctima de delitos de odio sino solo aquellos que se consideran vulnerables : trato degradante, actos hostiles o humillantes, violencia psíquica…

En este sentido, la Fiscalía General del Estado, en una circular emitida en la primavera del año pasado, estableció las personas o grupos que podían considerarse víctimas de odio, dejando fuera de este tipo penal otros modos de actos contra el honor.

Por lo tanto, cualquier profesional considerado de los grupos esenciales : personal sanitario, servicios de emergencias, empleados de banca, trabajadores de alimentación…..que estaban obligados a seguir en su actividad durante el Estado de Alarma, disponía de herramientas jurídicas para defenderse y no estaban desprotegidos.

Jueces y fiscales avisan que insistir con mensajes contra ...

Según las circunstancias concretas que se den cada caso, podrían constituir un delito de acoso ( artículo 172 del Código Penal ) ; un delito contra la integridad moral ( artículo 173 del citado Código ) ; coacciones del 172 o hasta de daños como le ocurrió a la ginecóloga con la pintada en su coche y que tuvo tanta repercusión.

La opinión generalizada de la comunidad jurídica es que estos carteles anónimos tienen cabida en los delitos contra el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen. Son derechos asociados a la personalidad y tanto la vía penal como la civil contemplan su protección.

11 comentarios sobre “CUANDO TIENES UN VECINO REPUGNANTE.

  1. Mi derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen ,si yo fuera una de las personas de riesgo que valientemente ha contribuido a minimizar los daños de esta pandemia ,efectivamente se verían afectados ,pero entiendo que por encima de ellos ,predominaría la sensación de que soy odiado precisamente por aquellos por los que me estoy jugando la vida ……; por lo tanto, para mi, esa sensación de rechazo ,de incomprensión y desagradecimiento predominaría sobre los primeros derechos mencionados y siendo esto más grave ,merecería un reproche penal más elevado….

    Entiendo que el miedo es libre y que en estas situaciones límite se concitan las conductas más heroicas y generosas pero también las mas abyectas y miserables.

    estas pandemias dan para mucho, también para ver gobiernos ineficaces ,televisiones vendidas a una ideología sectaria, pegiodustas sin un minimo atisbo de de ontología profesional…

    En fin , casi 50.000 muertos y aquí parece que no ha pasado nada….. un auténtico hopocausto y ya estamos pensando en las playas y los chiringuitos……

    Y lo peor…….: Estos políticos sinvergüenzas e ineficaces ,estos mercenarios de la gestión pública que han traído muerte ,ruina y dolor o mucho me equivoco o van a salir indemnes de esta situación

    Esta sociedad está enferma….,

    Un abrazo amigo Juan

    Me gusta

  2. Referente a tu artículo :Cuando tienes un vecino que califican repugnante, tengo que decir, que la Comunidad de Vecinos, no se puede convertir en un Jurado Popular, y no se debe aceptar poner carteles anónimos, como tú bien dices actuaciones por la vía penal, por extraño que parezca, en tu experiencia profesional, la vía judicial suele admitirse más bien por la vía civil, delitos contra la integridad moral, nadie debe ser víctima de un delito de odio, xenófo, racista, homófo, individual o colectivo, más en este caso, que estan unos vecinos dando la cara y el tipo en la Sanidad Pública jugándse su integridad físical frente al COVID 19 y que encima algunos sanitarios, son contratatos temporalmente, sin empleo fijo,mucho calificarlo el Gobierno regional y el nacional de héroes, y ni en éste caso, se termina el contrato laboral y a la calle, sin hacerlos fijos, que se lo han ganado a pulso, en este caso extremo de pandemia que se han jugado la vida “gratis”, y no han sido premiados con un empleo fijo, está muy bien, los aplausos, a las 8 de la tarde, asomándote a tu ventana, terraza o balcón, pero no basta un reconocimiento que se va hacer el Día de la Región, faltando personal sanitario, que los hagan a todos fijos, como premio extraordinario, a una situación extraordinaria, es lo menos, vamos digo yo.

    También se da el extremo de los pisos franco, de la prostitución, yo conozco varias comunidades de vecinos, y en uno de ellos, que vivia una Concejala del PP, optaron poner un vigilante jurado, que anotaba y registraba el número DNI, al mes, se fueron con el negocio sexual de la prostitución, a alquilar piso, a otra parte.

    No se puede coaccionar a nadie, y existe la LOPD Ley de Protección de Datos, los casos que de verdad, sean constitutivos de un presunto delito o falta, denunciarlos a la Comunidad de Vecinos, a la Comisaria de Policía, y al Juzgado, que reparte justicia para todos. Carteles Anónimos: ¡NUNCA¡

    Me gusta

  3. La verdad es que uno no sabe cómo reaccionar ante un anónimo. Respecto a uno de los del blog, conozco el paño: estuve viviendo ocho años en Alcázar de San Juan, y conozco el Barataria, cómo no: al principio, solíamos ir a tomar una cerveza a su terraza. Un sitio relativamente lujoso para el manchego medio, en ese extrarradio plano donde se fundían el cielo, las viñas, y la perplejidad de no saber muy bien cómo caímos (1985) en ese territorio. Lo que no existía entonces era el flamante hospital que ahora luce (no lejos del Barataria) y que tanta utilidad tiene, pues el pueblo-ciudad es grande y acoge no menos de 100.000 almas en un radio de 50 km. Un sitio muy diferente a otros que conozco bien: Salamanca, Galicia, País Vasco… Lo que no cambia es el factor humano: como en todas partes, hay de todo, no se puede uno dejar llevar por los prejuicios. Y lo mejor contra los prejuicios es la justicia, a secas: hubiera denunciado el hecho, hubiera hecho lo humanamente posible para conocer la identidad del autor/a del anónimo, y hubiera hecho lo indecible para irme de allí, por lo menos del edificio. Qué asquito.

    Me gusta

  4. Buenos días amigo Juan Francisco,como otras semanas acabo de llegar a Murcia y como en casa tengo wifi, te puedo hacer un comentario personal sobre tu buen artículo, sobre los vecinos que nos toca por desgracia a casi todos, en alguna ocasión.

    Afortunadamente no es frecuente, y casi todas las personas de bien, agradecen el sacrificio de los que les ha tocado en suerte tener que lidiar el Miura que tenemos encima.

    Por naturaleza humana, siempre es noticia lo malo que ocurre en la convivencia, pero creo que es un problema mental el que tienen algunos, y que se lo debían tratar en alguna clínica psiquiátrica.

    En la mentalidad de muchos, prima lo de eso está muy bien pero que a mí no me toque. Claro cuando les toca la cosa cambia, por ejemplo: no me hago donante de sangre porque me da miedo que me pinchen, pero si necesito para mí o para algún allegado una transfusión, que no falte sangre en el Hospital. Igual con las donaciones de órganos, y eso que te los quitan cuando has palmado, y pueden salvar vidas. Es lo que hay.

    Para mí los que mandan cobardes anónimos de esos, no merecen nada más que un calificativo ” IMBÉCILES COBARDES E INDESEABLES PERSONAS “.

    No tengo más que añadir, mi desprecio hacia ellos y mi apoyo a todos los que se la juegan por nosotros.

    Hoy voy a pasar de largo por la clase política, no se merecen ni mi crítica constructiva, que les den.

    Un abrazo y esperemos que pronto se vaya arreglando todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .