EL CASTILLO DE MI PUEBLO.

A bastantes kilómetros de distancia de esta población murciana empieza a divisarse los rasgos de su fortaleza medieval. Mientras te aproximas vas pensando como se ha podido mantener de pie en el tiempo y cual es su grado de conservación actual.

Echas la imaginación a volar y cavilas sobre esa aura atrapada en los castillos. Te ves cruzando a caballo el puente levalizo con el enemigo pisándote los talones; caminando por sus pasillos engalanados para la realeza; sortear a la guardia en el patio de armas o perderse por las leyendas que emanan de sus oscuros recovecos.

En definitiva, te transportas a las batallas, las conjuras palaciegas y las luchas por el poder de otras épocas y formas de vida tan intrigantes como lejanas y que hoy día gozan de tanta popularidad gracias a la ficción televisada y al séptimo arte.

A pie de realidad, no hay dragones sobrevolando ni tronos de hierro en su interior pero se cuentan por cientos los castillos que se conservan en España esperando encantar a todo el que cruce sus puertas.

Cuando llegas a los pies del mismo, te das cuenta de su mal estado fruto del tiempo que lleva cerrado al público en general, su total abandono que ha propiciado que casi roce la ruina, de la que se va a salvar por la acción reivindicativa de una dinámica plataforma ciudadana denominada Mula por su castillo, que desde mediados de 2.015, ha puesto mucho empeño en salvar este Bien de Interés Cultural, al amparo de la Ley de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Resultado de imagen de castillo de mula

Por eso, ya hay Planes para rehabilitar esta fortaleza en condiciones adecuadas que permitan su visita. Cuando terminen las obras contempladas en sus distintas Fases, necesarias por tantos años de desuso y condenada al olvido, espero encontrarme con un Centro de Interpretación de las Fortalezas en el sentido más amplio y con un recorrido que analice desde las torres defensivas hasta la ostentosa parte palaciega para ver como eran las fiestas que allí se celebraban, hasta pasear por su Patio de Armas a través de unas gafas de realidad virtual, por ejemplo ; o ponerse a escuchar alguna historia de sangre que debió de ocurrir en sus muros.

Sería el momento de ofrecer una visión pedagógica de las fortificaciones desde su origen; como avanzaron  por la Península Ibérica de la mano de la Reconquista; cual era su motivación ( defensiva o de ostentación de la realeza, nobleza o clero ) ; como se construían en una época sin gruas ; sus componentes arquitectónicos ; su papel en los asedios o como se recomponían tras una guerra.

Este castillo fue construido por el Marqués de los Vélez, a comienzos del siglo XVI, como forma de sometimiento a la población local, con la base puesta por otra fortaleza anterior.

Mula es mi pueblo y en mis años de infancia, íbamos al castillo en busca de aventuras que solo estaban en nuestra fantasía y que, algún descalabro que otro, nos devolvía pronto a la realidad.

20 comentarios sobre “EL CASTILLO DE MI PUEBLO.

  1. A muchos nos trae recuerdos este monumento…

    Bien traida esta glosa del Castillo de Mula. Una pena que no esté restaurado aunque parece que la cosa va por buen camino.

    Ojala pronto esté puesta en valor.

    Me gusta

    1. Sería estupendo que el Plan de Rehabilitación se pudiera cumplir en todas sus Fases y yo -al menos- llevaría a mis nietos a que lo vieran y disfrutaran como yo y otros tantos lo hicimos en nuestras correrías infantiles.
      Gracias Antonio por tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Yo no he tenido la suerte y privilegio de ver “in situ” el famoso castillo de Mula, patrimonio de todos los muleños, por la dejadez y abandono de sus herederos, fue declarado BIC, Bien de Interés Cultural en 1990, en el 2015 existe una Plataforma reivindicando el Castillo de Mula,que se acoge a la Ley de Patrimonio de 2007, su artículo 8.1 dice que los dueños deben restaurar el castillo y abrirlo cuatro días, al mes, no lo están haciendo, el artículo 10 dice que la Comunidad Región de Murcia, tiene la potestad de expropiarlo al ser un edificio Bien Interés Cultural.
    El principal objetivo es musealizar el interior de la fortaleza que esta sea visitable en 2020, con motivo del V Centenario del inicio de la construcción del castillo de Mula.

    Parece ser, que casi todos los herederos han cedido sus derechos al Ayuntamiento de Mula, – que son 9 hermanos -de la familia Beltrán de Luis y Pidal, están en tratos con el Ayuntamiento de Mula y La CARMurcia.
    Para defender los derechos del pueblo muleño sobre el patrimonio que les pertenece por derecho propio fue constituida la Plataforma Mula por su Castillo el 23 de julio de 2015. Nació ante la precaria situación en la que se encontraba el castillo y con el objetivo de reclamar su conservación, su titularidad pública y su apertura al público. Mediante una ardua e impagable labor, la plataforma consiguió presionar a los políticos y movilizar a miles de muleños en manifestaciones de color celeste que conquistaron y abrazaron el castillo.
    Con la movilización ciudadana promovida por esta plataforma comenzaron a llegar los resultados. En ese mismo año 2015 se consiguió que la Dirección General de Bienes Culturales de Murcia multase a los propietarios por su inexistente salvaguarda del inmueble y que la Asamblea Regional votase por unanimidad iniciar un expediente de expropiación.

    Seguirá estando alerta para la correcta salvaguarda y puesta en valor de uno de los inmuebles más importantes y representativos del antiguo Reino de Murcia. Tras una intriga digna de Juego de Tronos, la sociedad murciana comienza a vislumbrar con orgullo como la movilización ciudadana del pueblo muleño puede ser una herramienta a imitar como motor para la conquista del patrimonio robado y/o olvidado de nuestra tierra.

    El famoso castillo de Mula de la familia Fajardo, tiene mucha historia que contar, perteneciente al primer Señor de los Vélez, don Pedro Fajardo Quesada, parientes de la familia cristiano – musulmana de los Granada Venegas, de la Alhambra de Granada, y del primer Marqués de los Vélez, don Pedro Fajaro Chacón, símbolo monumental por excelencia Patrimonio Cultural del Pueblo de Mula, uno de los más importantes del Sur de España, en la época medieval.

    Me gusta

  3. Será un honor, poder visitar esta emblemática fortaleza de los Señores Fajardo, Marqueses de los Vélez,una vez restaurado símbolo por excelencia de la Villa de Mula

    Me gusta

  4. Gracias, me recuerda un artículo sobre la Casa Pintada de Mula, cerca de la casa de tus padres.

    La Casa Pintada de Mula

    Recorriendo las calles de la medieval villa de Mula me llamó la atención hace tiempo la conocida como Casa Pintada, mansión palaciega con pinturas de estilo ‘barroco murciano’, serigrafías de vivos colores, dibujos de animales, alegorías y ángeles, con la reseña novedosa en la ciencia heráldica y el blasón de cuatro escudos de armas pintados, correspondientes a las familias de nobleza muleña: Piñero, Blaya, Valcárcel, y la del estado noble por Murcia y Blanca, de doña María de Molina y Molina, ésta última poseedora del vínculo y mayorazgo de la ‘Casa Serrano’, que la habitó a finales del siglo XIX.

    Es una lástima la pérdida de los documentos históricos a causa del incendio y la destrucción habida en la guerra civil, aunque existe una breve noticia de la fundación, conquista y población de la villa de Mula y de las familias ilustres que la habitaron, varones señalados en armas, letras y virtud y la fundación de sus iglesias y conventos.

    La Casa Pintada ha sido restaurada por la Consejería de Cultura de la Región de Murcia, ante la desidia de su último comprador, que quiso derribar dicha fachada, ignorando la Ley de Bienes Culturales y Patrimonio Histórico, convirtiéndola en bien protegido.

    Pero además la villa de Mula es digna de visitar por sus casas blasonadas, por el museo de arte ibérico, el mayor del mundo, llamado Museo Cigarralejo, la Casa de los ‘Llamas’, el famoso Castillo del primer Señor de los Vélez, don Pedro Fajardo Quesada, y del primer Marqués de los Vélez, don Pedro Fajardo Chacón, símbolo monumental por excelencia del pueblo de Mula, uno de los más importantes del sur de España en la época medieval.

    Juan Romero Díaz

    Me gusta

    1. Me alegra que indiques las demás excusas que se nos presentan para visitar el pueblo. Creo que es una excursión que merece la pena e invito a los suscriptores y lectores de este blog que intenten ir en alguna ocasión porque merece la pena y no se arrepentirán.
      Gracias de nuevo por los piropos expresados en tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

  5. No nos damos cuenta muchas veces de lo privilegiados que somos por vivir en un lugar cargado de historia.
    Es una pena que aún queden BIC en ese estado de mantenimiento, o despreocupación mejor dicho.
    Si este castillo se mantiene es porque la suerte ha estado en esta ocasión de nuestra parte, porque poco se ha hecho por preservarlo.
    Me enorgullece que se haya creado una plataforma para su mantenimiento y que vecinos de mula (no políticos ni personas encargadas de mantener y divulgar la cultura)se estén preocupando por su preservación y que se pueda disfrutar en el futuro (igual que lo hemos hecho nosotros) de una fortaleza que cuenta ya con unos cuantos siglos….(no es cualquier cosa…)
    Son muchos los ejemplos (siquiera hace falta innovar), para reconvertirlo y que aporte cultura a los que nos siguen detrás.
    Paradores, museos….sirven para convertir el mayor emblema de mula en una organización autosuficiente en términos económicos que nos beneficia a todos: El BIC se mantiene, se genera empleo, cultura y aporta un atractivo turístico que beneficia a todos….
    Enhorabuena buena a esa plataforma de jóvenes emprendedores, ya hacía falta ya….

    Me gusta

    1. Creo que has dado en la diana del problema y aportas soluciones para su mantenimiento futuro. Con su puesta en valor ganaremos todos empezando por los vecinos del pueblo y se generará una buena -y necesaria- economía para la localidad y su entorno.
      Muchas gracias, Leyre por tu acertado comentario. Un beso.

      Me gusta

  6. De los castillos se puede hablar en serio, pero también dan pie a luengas chanzas. Y es que por poco que nos pongamos a ello, acabamos con sonrisas. Siempre me he preguntado cómo es posible que el mejor castillo que hay en Salamanca sea el Castillo del Buen Amor, proclive a pasar una buena luna de miel, que yo creo no se hizo para otros sueños. Y es que no me cuadra que sea obra de nosotros los salmantinos, poco dados a la simpatía, aunque lo que se dice para la guerra seguro que no. Durante la Edad Media era una gozada tener un castillo, comer buenos asados (salpicados con vino de Rioja), y tañer dulzainas y chirimías. Pero hoy en día los impuestos doblan el espinazo a cualquier noble de aquestos reynos, los asados conducen a malas notas en la asignatura de Ácido Úrico, el tañer vihuelas y rabeles no casa con la tranquilidad de los urbanitas, y el perseguir doncellas por los adarves nos puede conducir ante el juez, escoltados por los merinos. Pensadlo bien los de Mula, que es harto grande castillo, no como el del Cubo de Don Sancho o el susodicho del Buen Amor. Por no hablar de la limpieza, que esa es otra.

    Me gusta

    1. Hablarle de Castillos a gente de Salamanca es como estar en familia y con los que se puede aprender mucho, sobre todo en materia de conservación y explotación económica. Sea como fuere, hay que mantenerlos y divulgar sus orígenes, su historia y su potencial cultural. Es una pena que no sepamos valorar su importancia y el abandono de las autoridades en su papel de custodios del Patrimonio Histórico-Artístico. Menos mal que aún quedan iniciativas populares que sonrojan a los políticos.
      Gracias Víctor por tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

      1. Curiosamente, en Salamanca hay pocos castillos, y por lo general pequeños y de finalidad más bien suntuaria y de utilidad, no para defensa importante (Sobradillo, El Cubo de Don Sancho, Monleón, Buen Amor, etc… En otros casos, el sistema defensivo es bueno, pero no por el castillo en sí, sino por la propia estructura de la población (singularmente, Ciudad Rodrigo, también Ledesma…). Y es que Salamanca no fue tierra de conquista (no hubo ocupación musulmana apenas), sino de repoblación. Para ver castillos importantes, hay que ir más bien a Segovia (Coca), Valladolid (La Mota), Peñafiel, etc.
        Hace unos años, yendo hacia Levante, paramos (como casi siempre) en el camino, y fuimos a ver el castillo de Belmonte (Cuenca). Coincidimos con la visita de un colegio de niños y niñas, y… nos sumamos. El guía explicó al grupo el significado de las distintas dependencias: muralla, torre del homenaje, patio de armas… y se detuvo puntualmente frente a una cama con baldaquino. Aquí, dijo, ejercía el señor del castillo el derecho de pernada. Casi se me atraganta el asado del mediodía. Bueno, no era para tanto: los niños/as no entendieron ni jota, y me temo que el profesorado tampoco. Casi mejor, pensé.

        Me gusta

      2. Te agradezco la puntualización sobre la presencia de castillos en tu tierra. Sobre el famoso derecho de pernada, tú más que yo, sabes que aunque tal derecho existió, apenas se aplicó porque se sustituía por una compensación económica. Creo que aquí la leyenda ha arrinconado a la historia.
        Gracias por tu comentario Víctor. Un abrazo.

        Me gusta

  7. No me acostumbro. Cada vez que voy a Mula, me emociona verlo. Hace tiempo que no subo pero quiero recordar que el Ayuntamiento (Pepe Iborra?) lo restauró con gusto e incluso celebró algún pleno.

    Me gusta

    1. La actuación de Pepe Iborra y alguno más han permitido que esta maravillosa fortaleza que nosotros llamamos castillo haya llegado así -entera-a nuestros dias porque la retención de aguas de la torre principal amenazaba con producir un agujero en la pared que da al pueblo con el consiguiente peligro de desprendimiento. Imagínate la que se hubiera liado.
      Gracias Paco por tu comentario. Un saludo.

      Me gusta

  8. Querido amigo, acabo de leer tu magnífico artículo sobre el castillo de tu bonito pueblo. Como siempre que escribes, se nota tu interés por documentar con gran maestría los temas que analizas, y sobre todo, en este en particular tu amor por tu pueblo, que por cierto es uno de los más interesantes de nuestra región. Creo que estás al corriente de mis circunstancias actuales, y comprendes que no pueda contestarte a todos tus escritos, pero puedes estar seguro que los leo con agrado siempre que puedo. Deseo que no se detenga el proyecto de la rehabilitación del castillo de Mula, y que podamos verlo en una visita que termine con una buena comida juntos, aprovechando para visitar otros lugares muy interesantes de tu precioso pueblo. Un abrazo sincero de tu amigo Fernando.

    Me gusta

    1. Sabes que he echado de menos tu ausencia en los comentarios de este blog, debidamente justificada por razones familiares que espero desaparezcan pronto de manera positiva. Entrando en el asunto del artículo, cada vez que voy a mi pueblo y veo el castillo en la lejanía no dejo de emocionarme a pesar de la frecuencia de los viajes. Era una mera cuestión de tiempo que hiciera alguna reflexión sobre el mismo y la trajera a este blog, Acaban de terminar sus Fiestas Patronales y he estimado que ahora era el tiempo adecuado. Claro que celebraremos su rehabilitación completa, que no te quepa la menor duda.
      Un abrazo Fernando y gracias por tus piropos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s